Tratamiento hernia discal: alivia tu dolor

La hernia discal es el trastorno neruroquirúrgico con mayor incidencia, además es la primera causa de dolor lumbar. Suele ocurrir principalmente a partir de los 30 años y en pacientes que sufren degeneración vertebral o que hayan realizado esfuerzos físicos extremos o recibido algún traumatismo en la zona. Te contamos si sufres esta dolencia cuál es el tratamiento hernia discal que te ayudará a paliar tu dolor.

tratamiento de hernia discal

Tratamiento hernia discal, ¿el quirófano la mejor opción?

Los expertos en la materia opinan que a la hora de abordar la hernia discal hay que ser conservadores. Es decir lo adecuado no sería optar rápidamente y como primera medida por la cirugía. Es cierto que algunos pacientes acabarán necesitando pasar por el quirófano, pero antes es conveniente intentar otros métodos menos invasivos. Siempre habrá tiempo para someterse a una intervención quirúrgica si no se mejora con otro tipo de alternativas.

Tratamiento hernia discal: las opciones alternativas

Como decíamos es mejor empezar con otros tratamientos alternativos al quirófano como los siguientes:

  • Educación Postural. Es importante que el paciente aprenda a adoptar las posturas que ayuden a reducir el dolor.
  • Reposo. En algunos casos puede ser útil guardar un par de días de reposo en cama.
  • Medicamentos. Nuestro médico puede pautarnos la ingesta de diversos medicamentos como tratamiento, paracetamol y antiinflamatorios. En algunos casos y durante un período de tiempo nunca superior a los 15 días pudiera considerar que es necesario el consumo de relajantes musculares.
  • Fisioterapia. Con ella conseguirás alivio instantáneo del dolor. Pero además te enseñarán ejercicios que contribuyan a mejorar tu padecimiento.
  • Ultrasonidos. Consiste en aplicar esta técnica en la zona afectada.
  • TENS. La estimulación eléctrica transcutánea mediante una serie de estímulos consigue calmar el dolor.
  • Acupuntura. Esta técnica milenaria parece dar buenos resultados como tratamiento de la hernia discal.
  • Andulación. Es un nuevo método no farmacológico reduce el dolor de muchas enfermedades crónicas. Se dan sesiones de entre 15 y 30 minutos en el que se obtiene el beneficio de las vibraciones corporales mecánicas completas y de calor infrarrojo. Se realiza tumbado en una especie de camilla , la cual da el tratamiento, con las rodillas dobladas.

New Call-to-action

Tratamiento hernia discal con cirugía

Cuando estos tratamientos no funcionan o si el equipo médico así lo considera se puede optar por la cirugía. Habitualmente cuando tras un mes en el que el dolor no ha remitido o cuando este es incapacitante puede ser necesaria la operación. Suele ser preciso llegar al quirófano para aproximadamente el 10% de los pacientes.

La cirugía en este caso persigue liberar la raíz nerviosa que se encuentra oprimida y que provoca el dolor.

La forma más habitual es extirpar directamente la hernia, de esta manera se elimina la posibilidad de que vuelva a repetirse. En algunos casos la hernia se puede operar a través de la piel por endoscopia.

En general una vez realizada la operación el paciente se verá obligado a permanecer en la clínica un máximo de tres días. Después, una vez en casa, lo adecuado sería que hiciera reposo relativo, durante ese tiempo hay que procurar no mover la zona operada, por ejemplo no doblar la cintura.

Pasada esa convalecencia, el paciente deberá realizar rehabilitación para que la recuperación sea completa. En ella se realizarán distintos ejercicios destinados a fortalecer la zona. Si todo el proceso sale de la manera adecuada, el éxito de la intervención suele rondar el 90%.

Una hernia discal puede no solo incapacitarnos para desarrollar nuestra vida profesional, también puede mermar en gran manera nuestra calidad de vida. Así que si la padeces no dudes en buscar el mejor tratamiento para tu caso.

 

Post relacionados: