Tendinitis pata de ganso: sintomas y tratamientos

Sobre todo en el caso de los deportistas los dolores en las piernas son habituales. Uno de ellos es el dolor de rodilla lateral. Te explicamos por qué se produce y qué tratamientos existen para este problema, que en muchos casos es lo que se conoce como tendinitis de la pata de ganso.

dolor de rodilla lateral

Tendinitis de la pata de ganso: síntomas

Es habitual que esto se deba a la tendinitis de la pata de ganso, una lesión frecuente en personas con problemas varios, como por ejemplo un ejercicio físico excesivo, problemas de pisada o problemas lumbares. Hay una irritación e inflamación de los tendones del músculo Sartorio, Grácil y Semitendinoso.

Dicha lesión puede revestir diversa consideración dependiente de si se debe a un estiramiento, a un ruptura en parte o a una completa. El problema puede ser ocasionado o bien por presión sobre la zona o por una lesión que causa que la articulación se desplace.

Además del dolor, es más que posible que la rodilla se hinche, que se bloquee y sentir debilidad en ella.

Tratamiento del dolor de rodilla lateral

Lo primero que tenemos que hacer si percibimos que podemos habernos lesionado esa parte de la rodilla es colocar hielo en la zona, con este método conseguimos principalmente evitar o al menos reducir la inflamación del área afectada.

Pero a continuación tenemos que acudir sin demora al médico para que pueda evaluar el daño sufrido. Esto se hará mediante un examen de la rodilla en el que se comprobará su estado y si puedes flexionar la rodilla de manera normal. Es posible que complemente esta exploración con una radiografía o una resonancia magnética de la rodilla.

Después es probable que te recete antiinflamatorios no esteroides del tipo al ibuprofeno para calmar el dolor y reducir la inflamación. Asimismo, te recomendará reposo relativo hasta que desaparezcan los síntomas.

Si lo considera oportuno te sugerirá el uso de muletas e incluso de una férula para proteger la rodilla. Es conveniente no apoyar sobre la rodilla al caminar para no forzar el ligamento.

Una vez que pase el dolor y la hinchazón es necesario fortalecer la zona dañada. Una manera adecuada es mediante la fisioterapia.

Eso sí, hay que aclarar que en muchas ocasiones el ligamento lateral externo se daña junto con otros ligamentos, nervios o vasos sanguíneos de la zona. Cuando esto sucede lo más habitual es que sea preciso recurrir a la cirugía para solventar por completo el problema y que la rodilla no pierda estabilidad.

Hay que tener en cuenta que el dolor y la hinchazón de la zona, si la lesión no es compleja, puede desaparecer para luego volver. Si te acontece esto, debes acudir al médico para que pueda determinar qué está sucediendo.

Por desgracia aunque la recuperación es muy buena cuando sufrimos este tipo de lesiones, es cierto también que tenemos más posibilidades de que la lesión se repita. Para evitar en la medida de lo posible que esto nos ocurra es fundamental practicar deporte de la manera correcta, calentando siempre antes y no forzando las rodillas más de lo debido, pero aún que pongamos todo de nuestra parte no podemos descartar que reaparezca la lesión.

Ahora ya conoces mejor el dolor de rodilla lateral y su tratamiento.

Post relacionados: