Remisión del dolor cervical con tratamiento de Andulación

El dolor cervical no sólo es molesto sino que, muy a menudo, te impide llevar a cabo las actividades de la vida cotidiana, sobre todo si pasas muchas horas en la misma postura, sea de pie, al teléfono o delante de una pantalla de ordenador.

Remisión del dolor cervical gracias al tratamiento de Andulación

En el blog de las personas que viven con dolor voy a tratar hoy sobre la remisión del dolor cervical con tratamiento de Andulación que se consigue gracias a la acción combinada de vibraciones controladas y calor.

Te habrá pasado muchas veces. Empieza como un ligero dolor al mover el cuello hacia los lados. Tu primera reacción es intentar estirar un poco las cervicales, quizás aplicar calor. Pero pasan los días y el dolor no sólo persiste sino que se incrementa. Es esa sensación de que se va cargando el cuello y ya no hay marcha atrás.

Como en el caso de muchas otras dolencias, es aconsejable evitar que vaya a más. Cuando la inflamación y el dolor muscular aún son tenues, es el momento de actuar. Con los ejercicios de cuello y el calor conseguirás controlar y aliviar el dolor cervical. Siempre es recomendable, durante un tiempo, dejar de hacer la actividad que te ha producido la contractura.

¿Cómo se produce el dolor cervical?

A veces es de la manera más tonta. Estás sentado o tumbado en la cama y, de golpe, sientes un tirón, un latigazo. Otra veces es paulatino, fuerzas el cuello, lo mantienes en una postura demasiado rígida, hacia delante, hacia atrás o ladeado, durante demasiadas horas al día.

La cervicalgia es la inflamación de las cervicales. Es una dolencia muy común hoy en día, en particular entre las mujeres. Su aparición está muy relacionada con la actividad física deportiva y con posturas incorrectas que provocan sobrecargas musculares.

Prevención del dolor cervical

Para prevenir el dolor de cuello o de cervicales, hay que intentar sentarse correctamente y evitar estar muchas horas en la misma postura. Si estás trabajando, haz pausas con cierta frecuencia, date un paseo, ve a por agua o charla un rato de pie.

Si sales a practicar algún deporte, a correr o a hacer ejercicio, recuerda que el calentamiento inicial es fundamental para evitar todo tipo de lesiones. De la misma manera, cuando termines, estirar los músculos, el cuello incluido.

Aunque te esfuerces por prevenirlo, muchas veces tus hábitos, el estrés y las sobrecargas de la vida diaria consiguen ganar la partida. En ese caso, hay que intentar atajar el dolor y la inflamación lo antes posible.

Remisión del dolor cervical con tratamiento de Andulación

La Andulación es un tratamiento basado en vibraciones y calor. El paciente se tumba sobre el dispositivo acondicionado con la tecnología de la Andulación, con los músculos relajados para que puedan empezar a actuar, a lo largo de todo su cuerpo, las vibraciones controladas.

Al mismo tiempo que actúan las vibraciones, también se aplican ondas de calor electromagnéticas, conocido como calor infrarrojo, sobre la zona o zonas afectadas por el dolor y la inflamación. El calor hace que se dilate la musculatura, mejora la irrigación sanguínea, reduciendo de esta manera la presión creada por la inflamación de los tejidos, y ayuda a la eliminación de toxinas.

La Andulación es un tratamiento personalizado. Cada cuerpo y cada dolencia es un mundo por lo que hay que tener en cuenta todas las características y peculiaridades que presenta el paciente para aplicar la tecnología de la Andulación de la forma más eficiente.

 

Post relacionados:

 

 New Call-to-action