Relajante muscular natural, alternativas a los medicamentos

Pocas son las personas que no se enfrentan al dolor en diferentes momentos de su vida, hay quien incluso lo hace a diario. Para muchos de ellos lo peor es el tener que ingerir constantemente fármacos. Todos sabemos que los medicamentos son muy útiles, pero también tienen distintos efectos secundarios. Por lo que es interesante conocer alternativas, como el relajante muscular. En este artículo, lo que vamos a hablar es de cuándo y porqué el optar por el relajante muscular natural.

Relajante muscular natural

Para qué sirve un relajante muscular natural

Un relajante muscular natural, al igual que uno que no lo es, tienen la misión de prevenir los espasmos y la rigidez muscular dolorosa. Actúa no solo a nivel de los músculos, sino también en la médula espinal y en el cerebro.

Los problemas musculares suelen estar originados por una sobrecarga o una lesión (en este artículo te contamos como prevenirlas), también en ocasiones por no realizar de la manera correcta el ejercicio físico. Sin olvidar que pueden ser provocados por carencias nutricionales.

Los relajantes musculares farmacológicos cuentan con el gran inconveniente de sus muchos y frecuentes efectos secundarios. Provocan sueño, malestar estomacal, dolor de cabeza o mareos, entre otros.

Relajante muscular natural, infusiones

  • Manzanilla. Una infusión de esta planta ayuda a mitigar los espasmos musculares, es capaz de relajar nuestros músculos, reducir su inflamación y calmar los dolores y los calambres. Todo ello es posible gracias a sus propiedades antiinflamatorias.
  • Pasiflora. En sus pétalos encontramos dos sustancias, fitoesteroles y flavonoides, que son antioxidantes. Sin olvidar que cuenta con alcaloides y aceites esenciales que relajan y alivian el dolor.
  • Valeriana. Ayuda a calmar la tensión en el cuello. Además, tienen propiedades sedantes que contribuyen a sentir menos dolor en la zona, también a que estemos más relajados.
  • Melisa. Además de ser muy útil a la hora de calmar los nervios, también es muy apropiada como relajante muscular natural ya que reduce los espasmos.





New Call-to-action




Relajante muscular natural, masajes

Otra buena opción para beneficiarse de un relajante muscular natural es un masaje con algunos de estos aceites esenciales:

  • Romero. Este aceite es muy adecuado para calmar los espasmos musculares, solo hay que masajear la zona con él ligeramente templado.
  • Lavanda. También un masaje con este aceite servirá para disminuir los espasmos musculares, además activará la circulación.
  • Menta. Es un aceite que nos va permitir a aliviar la tensión muscular y también los espasmos, por lo que funciona muy bien como relajante muscular natural.
  • Mejorana. Gracias a sus propiedades sedantes calma el dolor muscular, así como la rigidez y los espasmos.

Relajante muscular natural, otras alternativas

  • Hielo. Es muy adecuado colocar hielo en la zona afectada por el dolor, nunca en contacto directo con la piel, ya que sirve para bajar la inflamación y además consigue relajar los músculos.
  • Vitamina D. Se ha demostrado que un déficit de esta vitamina puede ocasionar problemas musculares, por lo que en ocasiones bastará su ingesta para mejorar la situación.
  • Jengibre. Esta beneficiosa raíz cuenta con muchas propiedades, una de ellas es que es un potente antiinflamatorio, por lo que ayuda en gran manera a minimizar los dolores musculares.
  • Estiramientos. Siempre y cuando no exista una lesión en la zona los estiramientos contribuyen a reducir en gran manera los dolores musculares. Realízalos siempre con cuidado y suavidad.

Como ves cuentas con varias alternativas a los relajantes musculares tradicionales, pruébalas, seguro que te funcionan.

 

Posts relacionados: