¿Qué es la Andulación?

Desde siempre, la sabiduría popular ha realizado estas acciones de forma natural pensando que al frotar o rozar una parte de nuestro cuerpo eso podría tener un efecto positivo “dentro” de nuestro organismo. Pero esa intuición popular se ha visto refrendada hace años por multitud de estudios médicos que demuestran que al aplicar una vibración mecánica en los tejidos, combinada con una fuente de calor (infrarrojos), la zona tratada mejora notablemente al conseguir aliviar el dolor, además de otros beneficios.

La tecnología de Andulación aplica estos dos principios (vibraciones y calor) a través de dispositivos médicos de última generación y además lo hace mediante una postura decúbito supino (boca arriba y con las piernas ligeramente levantadas) para favorecer el tratamiento y potenciar aún más sus efectos.

En otro post hablaremos de los numerosos efectos positivos que la Andulación tiene para el organismo y nos extenderemos sobre cada punto, pero ahora, a modo de resumen, diremos que un tratamiento por Andulación logra:

· Aliviar el dolor mediante la sustitución de los estímulos dolorosos por otros estímulos positivos (Gate Control). Además, las endorfinas producen un efecto analgésico natural.

· Producir más energía a nivel celular, con lo que se gana vitalidad.

· Activar la circulación sanguínea, con todos sus efectos colaterales benéficos.

· Estimular el sistema linfático, lo que favorece un sistema inmune fuerte y sano.

· Relajar cuerpo y mente.

· Ayuda a descansar mejor y a recuperar un sueño profundo y reparador.

 

 Si sufres dolor, haz el test para saber si la Andulación puede ayudarte en tu caso:
button-test-dolor-2