Neuralgia del glosofaríngeo o contractura muscular: ¿cómo distingirlas?

La neuralgia del glosofaríngeo es una afección poco frecuente que cursa con dolor intenso en garganta, lengua, oído y amígdalas, en episodios que son relativamente cortos (segundos o minutos). Es posible confundir el tipo de dolor con el de la contractura muscular.

 

¿Alguna vez has sufrido una contractura muscular en el cuello? Es bastante habitual, pero no por ello menos doloroso y molesto. Hoy vamos a dedicar un artículo práctico dirigido a aliviar los síntomas de la contractura muscular del cuello con ejercicios sencillos de hacer y tan efectivos como disfrutar de una sesión de Andulación® en tu propia casa.

600contractura

Cuando no es neuralgia del glosofaríngeo: antes de empezar los ejercicios para la contractura

Antes de empezar a practicar los ejercicios que te vamos a proponer a continuación, te recomendamos que consultes con tu médico. El ejercicio suave y controlado es muy eficaz para aliviar el dolor y el malestar que producen las contracturas musculares, pero lógicamente, todo depende de nuestro estado de salud general, del accidente o patología que haya producido esa contractura, etc.

Pero además de consultar con tu especialista la eficacia de estos ejercicios en tu caso particular, recuerda que puedes combinar el ejercicio suave y controlado con otro tipo de tratamientos enfocados para aliviar la tensión muscular: sesiones de hidroterapia, masajes terapéuticos o, por supuesto, sesiones de terapia de Andulación®, el tratamiento científicamente probado pensado para aliviar el dolor y el resto de síntomas asociados que están estropeando tu calidad de vida.

Contractura muscular cuello ejercicios de rotación

Además del dolor, uno de los síntomas característicos de la contractura muscular del cuello es la rigidez, esos músculos que parece que se han convertido en una piedra y que no te  permiten caminar normalmente, dormir toda la noche, trabajar al nivel que necesitas o, simplemente, salir a correr, a pasear o a tomar algo con tus amigos. Veamos dos ejercicios de rotación sencillos pensados para estirar los músculos del cuello suavemente y, así,  aliviar la tensión y el dolor.

1. Di “SÍ”

  • Ponte ropa cómoda, elige un lugar tranquilo, ambienta la habitación con un poco de música suave, apaga el móvil, cierra las cortinas o atenúa la luz.
  • Siéntate en una silla o en el suelo sobre una esterilla.
  • Si quieres, apoya la espalda en la pared o en el respaldo de la silla. Recuerda adoptar una postura cómoda y relajada.
  • Toma aire y “suelta” tus brazos y manos sacudiéndolos suavemente.
  • Baja los hombros, seguramente en este punto estén ya rozando la punta de las orejas.
  • Cierra los ojos, toma aire, espira suavemente y mueve muy despacio el cuello hacia arriba y hacia abajo siempre teniendo en cuenta que el tope superior del movimiento lo debe marcar la línea recta de tu mirada (no fuerces el cuello mirando hacia el techo).
  • Repite el ejercicio varias veces, siempre muy despacio y sin forzar en ningún momento tu cuello.
  • Si sientes dolor, para, respira suavemente y vuelve a empezar cuando te sientas mejor.

2. Di “NO”

  • Lo mismo que en el ejercicio anterior: crea un ambiente agradable en el que nada te moleste, viste ropa suelta que no te oprima y siéntate en una postura cómoda.
  • Inspira y expira lentamente mientras sueltas tus brazos y manos. Vigila la postura del cuello, si notas que está contraído, intenta relajar los hombros y los brazos.
  • Cierra los ojos, toma aire al máximo de la capacidad de tus pulmones y, mientras exhalas, mueve muy despacio el cuello hacia un lado y hacia el otro como si estuvieras negando algo a alguien.
  • Como en el ejercicio de la afirmación: repite el ejercicio entre cinco y diez veces lentamente, sin forzar tu cuello o tus hombros y sin pasar de ese punto en el que comienza a agudizarse el dolor.

Como te comentábamos antes, ante una contractura muscular del cuello, los ejercicios son más eficaces si los combinas con otro tipo de terapias como la de la Andulación®. ¿Nunca has experimentado los beneficios saludables de este tipo de terapia? Nosotros te invitamos a hacerlo: pide tu sesión gratuita de Andulación® y empieza a experimentar todos los beneficios saludables de unos dispositivos que ya han mejorado la calidad de vida de miles de personas.

 

Post relacionados:

 

dolor de espalda