Nervio ciático: ejercicios con los que mejorarás

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la mitad de las bajas en España tienen su origen en el dolor de espalda. Una de las causas puede ser la ciática, una afección muy dolorosa que como estamos comentando puede incapacitar a quien la sufre. Te mostramos un tratamiento alternativo. Veamos, para el nervio ciático, ejercicios que te ayudarán a mejorar tu problema.

nervio ciatico ejercicios

El dolor en el nervio ciático

El comúnmente llamado dolor de ciática generalmente se refleja en la parte posterior de la espalda y las piernas. El nervio ciático nace en la parte baja de la espalda y se desplaza por toda la pierna. No existe una causa exclusiva por la cual se produce el dolor. Podría haber diferentes factores envueltos que causen la irritación o el pinzamiento del nervio.

Diferentes trastornos de la parte posterior de la espalda podrían generar el dolor, como por ejemplo una hernia de disco, una fractura de pelvis, un tumor, etc. Tampoco todos los síntomas son iguales, puede tratarse de molestias, cosquilleos, o dolores de diferente intensidad, llegando los más fuertes a inmovilizar a quien los padece.

Es por eso que ante cualquiera de los síntomas mencionados lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro médico para que evalúe la gravedad del asunto y el tipo de tratamiento a seguir.

Si bien decíamos que puede haber diferentes tipos de razones por las cuales puede generarse este dolor, las más comunes son la hernia de disco y la estenosis espinal. En estos casos existen una serie de ejercicios que pueden ayudar a mitigar o sobrellevar esta dolencia. Siempre deben hacerse de forma rutinaria y con moderación, ya que como todo, en exceso podrían ser contraproducentes.





New Call-to-action




 Nervio ciático: ejercicios para cuando el origen es una hernia discal

  • Tumbados boca abajo levantamos la parte superior del cuerpo apoyándonos en los codos y sin elevar las caderas del suelo. Aguantamos unos segundos en esta posición y repitamos el ejercicio unas 10 veces. Si nuestras circunstancias lo permiten podemos realizar este ejercicio apoyándonos sobre las palmas de las manos, de manera que la curvatura de la espalda sea más pronunciada.
  • Tumbados boca abajo estiramos los brazos y las piernas mientras levantamos un brazo y la pierna opuesta. Haremos 10 repeticiones manteniendo la postura unos segundos.
  • Tumbados boca abajo ponemos las manos detrás de la espalda y tratamos de levantar la cabeza y el pecho durante unos segundos. Repetir diez veces.
  • Abdominales, con las manos en el pecho intentemos levantar la cabeza y los hombros del suelo. Realizar unas diez veces. Descansemos unos minutos e intentemos otros 10 más.
  • Tumbados boca arriba levantamos la pierna estirada diez veces, luego realizamos el mismo ejercicio con la otra pierna.

Nervio ciático: ejercicios para cuando el origen es la estenosis espinal 

  • Tumbados boca arriba tiramos con nuestras manos de las rodillas, atrayéndolas hacia el pecho. No forzaremos hasta el grado de sentir un ligero dolor. Repetiremos unas cinco veces el ejercicio.
  • De rodillas, con el pecho hacia abajo y con las manos en el suelo nos sentaremos sobre los talones unas cinco veces.
  • Boca arriba y sin levantar la cadera del suelo presionemos la espalda hacia el suelo y aguantemos unos segundos en esta posición. Repitamos diez veces el ejercicio. 
  • Boca arriba y con las piernas flexionadas, con las plantas de los pies sobre el suelo levantaremos y bajaremos una pierna, tras lo cual haremos lo mismo con la otra, repitiendo el ejercicio varias veces durante uno o dos minutos.
  • Con las manos en el pecho intentemos levantar la cabeza y los hombros del suelo. Repitamos diez veces. Si nos quedan fuerzas intentemos otra serie de 10. 

Si durante o tras alguno de estos ejercicios notamos que las molestias persisten o se agudizan dejemos de realizarlos y acudamos a nuestro médico de cabecera para que nos evalúe nuevamente.

 

Post relacionados: