Lumbalgia, todo lo que debes saber sobre ella

La lumbalgia es una dolencia que padecen al menos una vez en su vida 8 de cada 10 personas. Como vemos sin lugar a dudas es uno de los problemas de salud más frecuente. Es evidente que todos tenemos muchas posibilidades de padecerla, puede que incluso ya te haya ocurrido. Por eso te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre la lumbalgia.

lumbalgia

Qué es la lumbalgia

Se conoce como lumbalgia cualquier dolor entre el dorso desde las últimas costillas hasta los pliegues de los glúteos. La parte inferior de la columna vertebral tiene 5 vértebras, une el tórax con la pelvis y las piernas, permitiendo que podamos hacer una serie de movimientos como girar, agacharnos o levantarnos, por ejemplo.

Debido a su función la zona lumbar interviene en muchas de las cosas que hacemos a lo largo del día, por lo que un dolor en ella conllevará que no podamos realizar nuestra vida normal.

Además de lo comentado hasta ahora es adecuado que conozcas que la lumbalgia es la segunda causa de baja laboral, después del resfriado común. Como otras enfermedades de este tipo, su incidencia aumenta a partir de los 60 años.

Tipos de lumbalgia

  • Lumbalgia especifica. Es aquella de la que conocemos las causas por las que se produce:
    • Artritis degenerativa. Debido a ella se deteriora el cartílago que actúa como protección de las vértebras, lo que causa dolor en las lumbares.
    • Osteoporosis. Provoca que los huesos estén más frágiles, lo que origina que se produzcan fracturas por aplastamiento que conllevan dolor.
    • Hernia. Si se produce una hernia en un disco puede causar este tipo de dolor.
    • Estenosis vertebrar. Es el origen más habitual de dolor lumbar en las personas de más edad, es causada por un estrechamiento del canal medular.
  • Lumbalgia inespecífica. Es la más frecuente, en el 80% de los casos no se conoce nunca su origen. Aunque podrían estar causadas por malas posturas, por coger peso o hasta por el estrés.

Cuando acudir al médico de forma urgente en caso de lumbalgia

Aunque es conveniente acudir a tu médico de familia ante un ataque de lumbalgia, en ciertas ocasiones debes tomar medidas urgentes. Si viene acompañada de estos síntomas:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Debilidad en las piernas.
  • Pérdida del control o dificultad para orinar o defecar.
  • Dolor abdominal fuerte.
  • Pérdida de peso sin motivo.

Tratamiento para la lumbalgia

  • Descanso. El reposo es vital a la hora de tratar la lumbalgia puesto que permite que los tejidos dañados se recuperen y las raíces de los nervios se curen lo que conllevará que el dolor pase. Aunque aquí es importante que no te excedas con el descanso, nunca más de 48 horas ya que puede ocasionarte que los músculos se debiliten y seas más propenso a sufrir esta enfermedad.
  • Frío o calor. Aquí existe división de opiniones, hay pacientes que reportan sentirse mejor cuando se aplican frío y otros calor, te sugerimos que puedas alternar ambos.
  • Medicamentos. Para aliviar el dolor es frecuente que se nos recete alguna clase de fármaco, como analgésicos o antiinflamatorios. En los casos más graves puede ser necesario administrar corticoides.
  • Ejercicio. Es fundamental la actividad para mejorar y evitar la lumbalgia. Son ideales los ejercicios aeróbicos y los de estiramiento.
  • Fisioterapia. Es una especialidad muy adecuada para tratar la lumbalgia y también para prevenirla.
  • Andulación. Este tratamiento nada doloroso ni invasivo es una estupenda opción a la hora tanto de tratar como de prevenir la lumbalgia, ya que ayuda a la regeneración de los tejidos.





New Call-to-action




Como hemos visto tenemos más posibilidades de las que nos gustaría de sufrir en algún momento de nuestra vida una lumbalgia, ahora sabrás mejor cómo afrontarla. 

Post relacionados:

New Call-to-action