Lumbago en el embarazo, qué hago

Cuando esperamos un bebé, problemas de salud que en otros momentos de nuestra vida no revestirían ningún tipo de gravedad, se complican, especialmente por el hecho de que son poco los tratamientos farmacológicos a los que podemos optar. Sin embargo, siempre existen alternativas eficaces. En este artículo veremos qué hacer si se sufre lumbago en el embarazo.

lumbago en el embarazo 2

¿Qué es el lumbago?

La lumbalgia consiste en un dolor de gran intensidad que se sitúa en la parte inferior de la espalda. Su origen es o bien reumático o bien traumático. Puede ser debido por una mala postura, un problema en las vértebras, un sobre esfuerzo de consideración, una contractura o un problema en el disco.

Cuando se padece de lumbago el dolor se mantiene en todo momento, incluso en reposo.





dolor de espalda




¿Por qué se da el lumbago en el embarazo?

En el caso del embarazo la lumbalgia es en la mayoría de los casos consecuencia de la gestación, suele aparecer al final del segundo trimestre y a lo largo del tercero.

Su causa esla presión ejercida en las raíces nerviosas debido al cambio que se produce en el eje de la columna vertebral ocasionado por el aumento de tamaño del útero.

La embarazada se ve obligada a alterar su centro de gravedad con el fin de poder mantener el equilibrio, lo que le lleva a separar los pies, lo que hace que se curve la espalda en su parte final, incrementando de este modo el problema.

Prevenir el lumbago en el embarazo

Como siempre que hablamos de la salud, prevenir los problemas se convierte en vital, es por eso que la embarazada puede tomar una serie de medidas para evitar que aparezca la lumbalgia.

Toma buena nota de estos puntos que te resultarán de utilidad:

  • Sobrepeso. Lo cierto es que aumentar indebidamente de peso es uno de los mayores enemigos de las embarazadas. Cuantos más kilos se cojan mayor será el cambio en el eje de la columna que se va a producir por lo que aumentarán las posibilidades de padecer lumbago. Así que evítalo.

  • Cargar con peso. Si no se tiene cuidado y se carga con demasiado peso también se incrementarán las posibilidades de tener este problema.

  • Calzado. En cuanto al calzado durante la gestación es bueno no irse a los extremos, esto quiere decir que no es bueno ni los zapatos totalmente planos ni aquellos que tienen una gran altura. Un tacón de unos dos centímetros será perfecto.

  • Postura al dormir. Otra manera de evitar el lumbago es teniendo una buena postura a la hora de dormir. Esta consiste en tumbarse de lado, mejor sobre el izquierdo, con una almohada colocada entre las piernas.

  • Ejercicio. Realizar ejercicio físico moderado y adecuado para el embarazo permite mejorar la postura y relajar los músculos de la espalda.

Cómo tratar el lumbago en el embarazo

Si a pesar de haber puesto en práctica todo lo que hemos visto en el apartado anterior terminas padeciendo este problema, veamos cómo tratarlo.

En primer lugar debes acudir a tu ginecólogo para que evalúe lo que te está sucediendo. Recuerda que lo ideal es que durante el embarazo cualquier medicamento que tengas que tomar sea recetado por él o al menos supervisado.

El calor aplicado en la zona puede ayudarte a aliviar el dolor. En algunos casos será necesario que tomes alguna clase de fármaco, como el paracetamol, pero eso sí, debes tener claro que no es muy eficaz cuando el dolor es muy intenso. Por otro lado, aunque sea lo más eficaz en el embarazo debe evitarse la ingesta de cualquier tipo de antiinflamatorio.

La fisioterapia puede resultar útil para por un lado mejorar la postura y por otro para descomprimir las raíces de los nervios implicados.

El lumbago en el embarazo puede ser muy molesto, así que trata de evitarlo.

Post relacionados: