La “WhatsAppitis”, una dolencia cada día más frecuente

¿Has oído hablar de la “WhatsAppitis”? Parece la típica broma de las redes sociales, pero no lo es: es un trastorno físico y emocional que cada día sufren más personas y que tiene sumamente preocupada a la comunidad médica internacional. 

WhatsAppitis

Qué es la “WhatsAppitis”

La “WhatsAppitis” es una afección producida por el abuso de los dispositivos móvilessmartphones, tabletas, etc.- y que produce distintas dolencias y enfermedades físicas y mentales.

En nuestro país, una de las primeras instituciones médicas en dar la voz de alarma sobre la “WhatsAppitis” fue el Grupo Hospitalario HM. Según contaban en rueda de prensa, las primeras señales de alerta aparecieron cuando se intensificó el número de pacientes que acudían a consulta con dolor e inflamación de dedos y muñeca, personas que no pertenecían a ninguno de los grupos profesionales denominados “de riesgo” y que tampoco habían sufrido lesión alguna que explicara ese dolor. Al ser preguntadas, la mayor parte de esas personas contaban que el dolor y la inflamación aumentaban según iba pasando el día y se intensificaba el uso del teléfono móvil.

Enfermedades físicas de la “WhatsAppitis”

El movimiento repetitivo de los dedos al moverse por el teclado de nuestro teléfono móvil puede producir con el tiempo una enfermedad llamada tenosinovitis estenosante.

La tenosinovitis es la inflamación de ese tejido que recubre los tendones y que en el argot médico denominan “vaina”. Todos los tendones están recubiertos por una vaina, una protección que es especialmente importante en la delicada articulación de la muñeca y todavía más en el caso de la articulación del dedo con el que solemos escribir mensajes de WhatsApp. La tenosinovitis estenosante es, así, la inflamación de la vaina del tendón del dedo pulgar.

Esta afección es bastante común entre los profesionales que deben forzar los dedos de la mano como, por ejemplo, guitarristas o pianistas; también es una enfermedad profesional de las personas que nos ganamos la vida escribiendo al ordenador, de los masajistas, de los quiroprácticos y, por lo que vemos, de todas las personas que se han “enganchado” al teléfono móvil y abusan de los programas de mensajería instantánea, de los videojuegos, etc.

Enfermedades psicológicas de la “WhatsAppitis”

Además de dañar seriamente la salud de nuestras articulaciones, el abuso del teléfono móvil también puede tener severas consecuencias en nuestra estabilidad emocional, en nuestra buena salud mental. ¿Te parece una exageración? Echa un vistazo a los siguientes trastornos emocionales que sufren a diario cientos de teléfono-adictos:

  • Nomofobia: miedo irracional a salir de casa sin teléfono móvil o a quedarnos sin batería en mitad de la jornada.
  • Ringxiety: extraña ansiedad que sufren algunas personas que creen escuchar el tono de su teléfono y, cuando lo cogen, comprueban que no tienen ninguna llamada pendiente o perdida.
  • Phubbing: práctica que consiste en prestar más atención al móvil que al entorno y a las personas que nos rodean. El término proviene de unir las palabras en inglés “phone” y “snubbing” (desairar). Todavía no tiene nombre en castellano, pero eso no impide que cada día haya más personas jóvenes y no tan jóvenes que lo practican tanto fuera, como dentro de casa.

 

Recomendaciones para tratar la “WhatsAppitis”

El primer paso para tratar esa patología llamada “WhatsAppitis” es completamente lógico: ser conscientes del origen del problema y reducir el uso del teléfono móvil. Otros tratamientos complementarios para minimizar la inflamación de las articulaciones y, así,  el dolor serían la aplicación de calor infrarrojo y de masajes vibracionales, dos tratamientos propios de la tecnología de la Andulación®  que ahora puedes probar de forma completamente gratuita y sin salir de casa. Pulsa aquí para más información.

 

Post relacionados:

 

dolor de espalda