Mejoras en los tratamientos para la esclerosis múltiple

En marzo del 2016 la EMA European Medicines Agency– hacía pública una lista que recopilaba los principales tratamientos farmacológicos con carácter preventivo que se pueden administrar a las personas diagnosticadas con esclerosis múltiple. Estos fármacos, como otros tratamientos paliativos, no pueden curar una enfermedad que, a día de hoy, es crónica e irreversible, pero sí reducir la intensidad de los brotes, prevenir la aparición de nuevas lesiones y, así, mejorar la calidad de vida de miles de personas con EM.

esclerosis múltiple


La esclerosis múltiple

La EM es una enfermedad del Sistema Nervioso Central que puede afectar a cualquier persona, pero especialmente a los hombres y a las mujeres de entre 20 y 30 años.

La página web de la entidad sin ánimo de lucro EME – Esclerosis Múltiple España- explica muy bien qué tipo de enfermedad es y no es la esclerosis múltiple o EM: 

La esclerosis múltiple es una enfermedad:

  • Neurológica.
  • Crónica.
  • Irreversible.

La esclerosis múltiple NO es una enfermedad:

  • Hereditaria.
  • Contagiosa.
  • Mortal.

La dificultad de tratar los síntomas de la EM

La considerable cantidad de síntomas de la esclerosis múltiple, su duración, intensidad o gravedad no sólo pueden ser diferentes para cada persona, también pueden variar dependiendo del día que tenga esa persona. Esta dificultad de acotar los síntomas es una de las razones que dificultan su tratamiento. Un breve resumen de los principales síntomas de la EM podría ser el siguiente:

  • Dificultad de coordinar los movimientos (ataxia).
  • Temblores y contracciones musculares incontroladas.
  • Dolor general o localizado por pasar muchas horas en silla de ruedas.
  • Pérdida de equilibrio y sensación de debilidad al moverse o caminar.
  • Cansancio excesivo al realizar tareas ligeras.
  • Visión borrosa o doble.
  • Dificultad para hablar.
  • Estreñimiento.
  • Impotencia sexual.
  • Falta de concentración.
  • Pérdidas de memoria.
  • Depresión. 

Tratamientos modificadores de la esclerosis múltiple

Como te comentábamos al principio del artículo, los tratamientos farmacológicos no pueden ni pretenden curar una enfermedad crónica e irreversible como es la EM, pero sí pueden ayudarnos a:

  • Evitar o, al menos, retrasar la aparición de algunas de las discapacidades que pueden surgir por culpa de la enfermedad.
  • Reducir la frecuencia o la intensidad de los brotes y sus síntomas.  

 

De todas formas, será tu neurólogo el que analice detenidamente tu caso y decida qué tratamientos farmacológicos son los mejores para ti y con qué otro tipo de tratamientos puedes combinarlos para mejorar tu calidad de vida.

Otros tratamientos recomendados para la EM

Expertos como, por ejemplo, los profesionales de la Fundación Esclerosis Múltiple  aconsejan a las personas diagnosticadas con EM que combinen el tratamiento farmacológico recetado por su neurólogo con otro tipo de tratamientos como la práctica de ejercicio físico suave que refuerce la musculatura y mejore la fuerza y la elasticidad. 

Por otra parte y desde el punto de vista del dolor general o localizado de la EM recuerda que  existen eficaces tratamientos científicamente probados que además de aliviar el dolor y el malestar, mejorarán tu calidad de vida y te permitirán recuperar esa sonrisa tan difícil de mantener cuando convives con una afección incapacitante como es la esclerosis múltiple.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action