Hernia discal: ejercicios para combatirla

Cuando no nos encontramos bien de salud lo último que se nos pasa por la cabeza es ponernos a realizar cualquier tipo de deporte. Por un lado, no nos sentimos con fuerzas y por otro pensamos que puede empeorar nuestra dolencia. Sin embargo, en muchos casos no solo no nos perjudica, sino que nos da grandes beneficios. Te mostramos, para la hernia discal, ejercicios que te ayudarán a sentirte mejor.

hernia discal ejercicios

La hernia discal

La hernia discal es una afección muy común que consiste en el desplazamiento de parte del disco intervertebral hacia la raíz nerviosa lo que provoca dolor, su origen suele ser o esfuerzo físico vigoroso o a un traumatismo.

El dolor es similar a una lumbalgia en un principio y puede ir acompañado de la contractura de los músculos cercanos. Aumenta al doblar la columna y de pie y se alivia al tumbarse.

Hernia discal ejercicios: antes de empezar

A continuación, te damos unos cuantos consejos que debes tener en cuenta antes de realizar ejercicios para la hernia discal:

  • Consulta con tu médico antes de empezar.
  • Busca asesoramiento sobre los que más te convienen.
  • Cuidado con el ejercicio que provoca un gran impacto articular como correr, podría agravar el problema.
  • Empieza a realizar ejercicio de forma moderada y posteriormente ve aumentando el ritmo.
  • No cargues la espalda.
  • Ten la espalda recta, pero sin que te cause molestias durante todo el ejercicio.
  • Fíjate como objetivo fortalecer los músculos dorsales para evitar recaídas.
  • El ejercicio no nos tiene que provocar ningún tipo de dolor





New Call-to-action




Hernia discal: 6 ejercicios

Vamos a ver ahora 6 ejercicios para mejorar la hernia discal:

  1. Acuéstate boca abajo sobre una colchoneta, extiende los brazos a los costados y mantén los pies juntos. Después levanta los codos apoyados en las palmas de las manos, eleva el tronco y permanece en esa postura unos segundos, descansa y repite cinco veces.
  2. Ponte a cuatro patas apoyando las rodillas en el suelo, eleva el tronco mientras bajas la cabeza, manteniendo la postura diez segundos, descansa y repite hasta cinco veces.
  3. Túmbate boca arriba y sube las rodillas hacia el pecho, después abraza las piernas a la altura de las espinillas. Aguanta en esa postura 15 segundos y después de descansar unos segundos repite otras 4 veces.
  4. Acuéstate de nuevo boca arriba sobre una colchoneta. Dobla tus rodillas manteniendo un ángulo de 45 grados. Contrae la zona abdominal durante unos segundos y repite 20 veces. Después de descansar unos minutos, puedes volver a hacer el ejercicio hasta 5 veces.
  5. Otra vez colócate a gatas manteniendo las manos y las rodillas apoyadas sobre el suelo. Después levanta un brazo y la pierna del brazo contrario. Intenta mantener la postura durante 15 segundos, cambia de brazo y de pierna, vuelve a quedarte en esa posición y a continuación descansa unos segundos. Repite la serie cinco veces.
  6. Túmbate boca abajo y estira tanto los brazos como las piernas. Manteniendo el cuello estirado, eleva los brazos y las piernas. Guarda la posición 15 segundos y repite 5 veces.

Ahora ya conoces 6 ejercicios para mejorar tu problema de hernia discal, ponlos en práctica y verás cómo te sientes aliviado. Si quieres saber más sobre el tratamiento a seguir sobre la hernia discal, te recomendamos este otro artículo. 

Post relacionados: