Hazte un automasaje cervical en 5 minutos

“Cómo me duelen las cervicales…”, seguro que más de una vez has pronunciado estas palabras ya que es un dolor que por desgracia es muy frecuente. Cuando te sucede lo más probable es que recurras a los fármacos para contrarrestar el problema o si la situación se agrava visites a tu médico o fisioterapeuta. Sin embargo, hoy te proponemos una alternativa sencilla, que puedes realizar en tu propio hogar y que además te llevará muy poco tiempo. Por si fuera poco, no solo puedes combatir el dolor cuando ya ha aparecido, sino que también lo puedes prevenir. Para conseguirlo te mostramos como hacerte un automasaje cervical en 5 minutos.

automasaje cervical

Automasaje cervical: Por qué nos duelen las cervicales

Detrás de la mayor parte del dolor cervical se encuentra la tensión o distensión muscular y suelen estar provocadas por actividades que forman parte de tu rutina diaria.

Algunas de ellas son por estar trabajando doblado sobre un escritorio o delante de un monitor mal colocado, una mala posición al dormir o en cualquier otro momento del día o realizar movimientos bruscos al hacer deporte.

También hayenfermedades que provocan esta clase de dolor como la fibromialgia, la osteoporosis, los esguinces, las infecciones de columna, la artritis cervical o el cáncer.

Sin olvidar otras causas como los accidentes de tráfico o las caídas.

Automasaje cervical en 5 minutos, paso a paso

A continuación te mostramos cómo realizar un automasaje cervical, lo veremos paso a paso para que lo puedas hacer de manera sencilla, toma buena nota y ponlo en práctica cuanto antes.

  • Utiliza las yemas de los dedos para hacer círculos a cada lado de la zona cervical, alternando cada uno de ellos. Comienza por la parte baja de la cabeza, es decir en la base del cráneo, y luego lentamente baja hasta llegar a los hombros. Una vez que lo hayas hecho, comienza a subir de nuevo hasta la base del cráneo.

  • Ahora coloca nuevamente las yemas de los dedos en las cervicales en la zona de la base del cráneo, después aprieta ligeramente, a modo de fricción, hazlo primero de arriba a abajo y cuando llegues a los hombros vuelve a subir hasta las parte alta del cuello.

  • Es el momento de colocar las manos sobre los hombros y masajéalos primero suavemente y después con una mayor intensidad.

  • Sitúa una mano sobre el hombro y el cuello, como si lo estuvieras sujetando, con el brazo estirado hacia abajo, rota el hombro, primero 8 veces hacia adelante y después otras 8 hacia atrás. Una vez que concluyas repite el mismo ejercicio pero con el otro hombro.

  • Por último ponte recto y gira la cabeza primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Deben ser movimientos suaves, lentos y sin forzar en ningún momento el cuello.

Puedes repetir este masaje dos o tres veces al día. Como decíamos servirá no solo para aliviar el dolor, sino también para evitarlo. Procura encontrar un ambiente tranquilo para hacerlo, pero si lo necesitas puedes efectuarlo en una pausa en tu puesto de trabajo.

Por supuesto si el dolor no mejora, o incluso se agrava, lo mejor es, como decíamos al principio, acudas al médico. Si no es así, estamos convencidos de que este automasaje cervical te será de gran ayuda.

Post relacionados:

 

New Call-to-action