Gonartrosis: conoce tu enfermedada fondo

Tal vez no se oye mucho hablar de esta enfermedad, la gonartrosis. Es la otra palabra para artrosis de rodilla y, sin embargo, afecta a muchas personas. Por esta razón es bueno conocer a fondo esta enfermedad y analizar cómo se puede tratar.

gonartrosis

¿Qué es la gonartrosis?

Básicamente es la artrosis de rodilla. Esta parte de la pierna está compuesta por una triple unión, la de la tibia con el peroné y la de la rótula con el peroné y con la rótula. Cuando el cartílago que recubre la zona de unión de los tres huesos se deteriora se produce la artrosis.

Esa capa evita el desgaste de los huesos en la zona de contacto y amortigua las presiones que produce el peso de nuestro cuerpo al caminar, arrodillarse, cuando se transportan cargas, etcétera.

Que se pierda el cartílago produce el desgaste excesivo de los huesos y que se produzcan malformaciones en los mismos. Esto genera los conocidos dolores de la artrosis que pueden pasar inicialmente por molestias y que, dependiendo entre otras cosas del cuidado que tengamos, aumentarán progresivamente.

Dependiendo del grado de desgaste podría incluso necesitarse una intervención quirúrgica. Es una enfermedad degenerativa.

Causas y tratamientos de la gonartrosis

Existen diferentes causas que provocan la gonartrosis. A continuación, se enumeran las más comunes que se conocen y su tratamiento, si bien no siempre existe una definida.

  • Malformaciones y deformaciones. Un problema que afecte al funcionamiento normal de la rodilla puede crear la gonartrosis. Si los huesos no encajan a la perfección en su lugar, se causará un mal funcionamiento del conjunto y el cartílago se verá afectado. Curar correctamente las fracturas y ejercicio moderado y supervisado para rectificar las desviaciones, será fundamental para evitar que se llegue a producir la pérdida del cartílago.
  • Sobresfuerzos. Otra causa de la gonartrosis son los sobreesfuerzos. Los ejercicios que requieren un uso exhaustivo de las rodillas afectan a las articulaciones de la rodilla y degeneran la zona. La presión que genera la carga de pesos afecta al cartílago, por eso los trabajos en los que de continuo hay que levantar pesos afectan seriamente a las rodillas. Lo mismo ocurre con aquellos en los que habitualmente hay que estar en cuclillas y posturas que no son saludables para la rodilla en general. El sobrepeso tiene el mismo resultado en las articulaciones que la carga continuada de pesos. Como medida de prevención se deben evitar los esfuerzos  y en lo que esté en nuestra las posturas en el trabajo y llevar una dietas sana y equilibrada.
  • Factores hereditarios. Es muy probable que si existen padres o abuelos en la familia que sufran esta dolencia, ocurra lo mismo en los hijos. Con mayor razón en estos casos se deberían extremar las precauciones y evitar los abusos de ejercicio, los trabajos negativos para la rodilla y llevar una buena dieta.
  • Envejecimiento. La causa principal del desarrollo de la gonartrosis es cumplir años. 30 de cada 100 personas que la sufren superan los 60 años. Cuanto más se cuiden las rodillas por medio del ejercicio moderado, una buena dieta y en general una vida sana, menos probabilidades habrá de sufrirla al llegar a ciertas edades.

En algunos casos no será suficiente con tomar estas medidas, si bien siempre ayudarán. Cuando, a pesar de los esfuerzos se genere la enfermedad y llegue a un punto en que no pueda ser controlada, no quedará otro remedio que la cirugía.

Combatamos la gonartrosis por medio de llevar una vida sana y una dieta equilibrada. Lo que hagamos hoy lo agradeceremos mañana.

Post relacionados:





New Call-to-action