Gonartrosis: 4 grados de tu enfermedad

Hoy vamos a hablar del tipo de artrosis con mayor número de afectados después de la artrosis de cadera: la gonartrosis o artrosis de rodilla. En esta enfermedad, la articulación afectada es la rodilla, una parte de nuestro cuerpo imprescindible para movernos, trabajar, hacer ejercicio, disfrutar del aire libre, etc.

gonartrosis grados

¿En qué consiste la gonartrosis?

En la gonartrosis o artrosis de rodilla el cartílago de la articulación de la rodilla se desgasta y provoca que los huesos rocen entre sí. Este roce produce un intenso dolor que se agrava considerablemente cuando apoyamos nuestro peso sobre la articulación femorotibial o de rodilla, algo inevitable si queremos mantenernos en pie.  La gonartrosis, como cualquier otro tipo de artrosis, produce un desgaste de la articulación afectada y una progresiva degeneración del cartílago. La diferencia principal de esta artrosis respecto a otras similares es que su progreso es muy rápido y en que afecta sobre todo mujeres jóvenes (a partir de los 40 años de edad). 

La gonartrosis se puede localizar en dos puntos de la rodilla:

  • Entre el fémur y la rótula.
  • Entre el fémur y la tibia.

 Los primeros síntomas de esta degeneración del cartílago de nuestra rodilla son un intenso dolor al intentar doblar la rodilla, al caminar, etc. Cuando la gonartrosis avanza y cambia de grado la articulación de la rodilla se va bloqueando, aparece una sensación de rigidez, aumenta el dolor al intentar moverla y, por último, aparece una deformación de la rodilla visible a simple vista.

Como en cualquier otro tipo de artrosis, las causas de la gonartrosis son varias; la primera está relacionada con la edad aunque, como ya hemos dicho, esta enfermedad se ceba en pacientes relativamente jóvenes. Otras causas que pueden producir gonartrosis o hacer que esta enfermedad avance son la práctica de deportes de contacto como el baloncesto, el balonmano o el Kárate o las lesiones laborales al levantar cargas pesadas sin tomar las debidas medidas de prevención postural recomendadas para evitar sobrecargas en la articulación femorotibial. Según los especialistas, la artrosis degenerativa de rodilla también puede tener un origen genético o ser causada por una dieta alimenticia incorrecta que derive en sobrepeso y obesidad. Algunos ejercicios para evitarla, te los contamos en este artículo.

Gonartrosis: 4 grados

Como cualquier otra patología que suponga el desgaste de un cartílago y el deterioro de una articulación, la gonartrosis se presenta en diferentes grados:

  • Grado I. Disminuye el espacio articular entre el fémur y la rótula o entre el fémur y la tibia y se produce el pinzamiento característico de la artrosis. La persona afectada comienza a sufrir ligeras molestias en la rodilla afectada y siente un cierto dolor que se agudiza cuando dobla la articulación de la rodilla, cuando camina durante bastante tiempo o cuando carga algo de peso.
  • Grado II. Aparece la llamada esclerosis subcondral o, lo que es lo mismo, se incrementa la masa de la fina capa ósea que hay debajo del cartílago afectado. La persona afectada nota rápidamente el paso de la gonartrosis a grado dos porque comienza a sufrir intensos pinchazos de dolor en la rodilla dañada.
  • Grado III. Se desarrollan los llamados osteofitos, unas excrecencias óseas que suelen aparecer cuando una articulación se daña y deteriora. En el grado 3 de la gonartrosis la persona afectada sufre periodos de intenso dolor y una progresiva incapacidad para movilizar la rodilla afectada.
  • Grado IV. El cuarto grado de la gonartrosis se caracteriza por la aparición de las geodas o quistes subcondrales, unos quistes óseos que producen la inflamación y deformación tan característica de esta fase de la artrosis de rodilla.

¿Conocías los cuatro grados de la gonartrosis? ¿Quieres saber cómo tratarla? Te recomendamos la tecnología de andulación, de la que puedes descargar la guía a continuación.


New Call-to-action




Cuéntanos tu experiencia aquí, en el blog de las personas que viven con dolor.

 

Post relacionados: