Fibromiositis y amigos: cómo mejorar la relación

Alguien dijo una vez: Algo bueno traen los tiempos difíciles, ahuyentan a los malos amigos. Es cierto que en los buenos momentos todos contamos con mucha gente a nuestro alrededor, pero cuando llegan las dificultades parece que nos vemos más solos. Pero en esas circunstancias todos debemos poner de nuestra parte, te vamos a mostrar cómo mejorar la relación entre fibromiositis y amigos.

fibromialgia y amigos

Fibromiositis y amigos, no queremos perderlos

La fibromiositis o fibromialgia es una enfermedad que a pesar de llevar más de 20 años reconocida como tal por la OMS, la Organización Mundial de la Salud, sigue a día de hoy despertando muchas suspicacias. Es decir, a pesar de contar con un diagnóstico médico hay pacientes que se tienen que enfrentar a la desconfianza de sus jefes, su familia y por supuesto también los amigos.

La confianza es la base de cualquier relación, así que si alguien pone en duda si realmente estamos enfermos es muy doloroso, pero si además lo hacen aquellos que más nos importan el daño se multiplica.

Para que eso no te ocurra es importante que expliques bien a tus amigos cómo te sientes. No será muy difícil ponerse en tu piel si cuentas de forma equilibrada en qué consiste la enfermedad. Todos en algún momento hemos sentido dolor, por lo que es sencillo imaginar el sufrirlo todo el tiempo.

Diles a tus amigos que eso es lo que a ti te sucede. Pero también cuéntales a ellos, y a ti mismo, que eres capaz de hacer muchas cosas, entre ellas seguir disfrutando de su compañía. Pídeles que entiendan tus malos días y que habrá veces que no te apetezca quedar con ellos, porque no te encuentras bien, pero que aún así te vas a esforzar porque la relación no se debilite.

Hazles ver que la fibromiositis viene acompañada muchas veces de la depresión y la ansiedad, por eso tu estado de ánimo se resiente muchas veces y que en ocasiones prefieres estar solo antes de hacer sentir incómodos a otros.

Cuéntales que necesitas su ayuda, incluso físicamente, pero sobre todo de forma emocional. Lo fundamental que es para ti el que te den su apoyo.

Pero sobre todo intenta demostrar lo mucho que quieres a tus amigos y que tú también puedes hacer cosas por ellos.





New Call-to-action




Fibromiositis y amigos, tu papel es importante

Si tú eres el que tienes un amigo que sufre fibromiositis debes armarte de valor y paciencia. No siempre será fácil y si has conocido a la persona antes de que padeciera la enfermedad es probable que en ocasiones te parezca otra, lo que a veces puede ser muy decepcionante.

Es muy importante que creas en su palabra, si el te ha dicho que tiene fibromialgia y que se encuentra mal, no tienes por qué dudarlo. No te plantees ese tipo de dudas, lo único que harás será mermar la relación.

Es cierto que en ocasiones necesitará tu apoyo, pero no trates de protegerle, es necesario que asuma sus propias responsabilidades.

Emocionalmente necesitará que estés a su lado, no olvides que como decíamos la depresión y la ansiedad van unidas en muchos casos a la fibromialgia, así que estate dispuesto a ver cómo tu amigo tiene muchos altibajos e incluso en ocasiones te rechaza.

Es imprescindible que trates de ser comprensivo, pero evitando sentirte manipulado por la pena. No dejes que la fibromialgia sea el único tema de conversación, de hecho evita hablar del tema salvo que sea estrictamente necesario.

Pero sobre todo recuerda que la verdadera amistad se demuestra principalmente en los momentos malos, si lo consigues demostrarás que fibromialgia y amigos pueden tener una buena relación.

Post relacionados: