Fibromialgia: ¿trabajo incompatible con la enfermedad?

En el blog de las personas que viven con dolor hablamos a menudo de la fibromialgia, esa enfermedad que afecta hoy en día a cientos de miles de personas en todo el mundo, especialmente mujeres. La FM es, además de dolorosa, una afección que se agudiza cuando realizamos ciertos movimientos o cuando mantenemos durante unas cuantas horas seguidas una postura inmóvil. Entonces ¿qué ocurre con todas esas mujeres que realizan trabajos de oficina? ¿Una persona con fibromialgia no puede ocupar puestos de trabajo sedentarios? Hoy en nuestro blog “Fibromialgia: ¿trabajo incompatible con la enfermedad?”.

fibromialgia trabajo

Fibromialgia y trabajo sedentario.

Que el trabajo sedentario puede afectar negativamente a la salud no es una noticia nueva bajo el sol, ni mucho menos. Mantener la misma postura sentada hora tras hora, someter a una tensión continua nuestros hombros, brazos, manos y zona dorsal cuando trabajamos con el ordenador, pasar horas y horas sentados haciendo trabajos manuales, estar de pie montando piezas, escogiendo, envolviendo, etc., cuando formamos parte de la cadena de producción de una fábrica, estar sentadas ocho horas seguidas cosiendo a mano o a máquina no es nada bueno, ni para nuestra salud física ni para nuestro bienestar mental. Pero los síntomas negativos que produce el trabajo sedentario en una persona sana y fuerte se agravan cuando el trabajador o trabajadora es una persona afectada por fibromialgia, una afección que, según los diferentes estudios clínicos realizados, empeora con las posturas estáticas mantenidas durante largo tiempo.





New Call-to-action




El problema.

Si eres una de las miles de personas diagnosticadas con fibromialgia leve seguro que alguna vez te has hecho la “pregunta del millón”: ¿podré seguir trabajando si la fibromialgia empeora, si pasa de leve a moderada o, incluso, a grave?

Hace unos meses la revista científica Rheumatology International recogía un interesante estudio realizado por investigadores de la conocida UNED  – Universidad de Educación a Distancia -. Según este informe, el trabajo sedentario no solo puede hacer que progrese la diagnosis de la fibromialgia de leve a moderada o grave, también incrementa dos de sus síntomas principales: el dolor y la fatiga. Es decir: mantener esa postura sedentaria a la que nos obligan ciertos trabajos incrementa la sensación de dolor, aumenta la contracción de nuestra musculatura, afecta a nuestro ciclo de sueño nocturno y es capaz de provocar o agudizar esos temidos cuadros de angustia y depresión.

Pero si el trabajo sedentario agrava los síntomas de la FM ¿eso implica que la persona que lo sufre debe dejar de trabajar?

La solución.

Según el mismo estudio, cerca del 70% de las personas afectadas por fibromialgia dejaron su puesto de trabajo sedentario por ser incapaces de soportar el dolor y la tensión física y emocional. Esas personas ya no se vieron sometidas a jornadas de trabajo que maximizaban sus síntomas, pero a cambio vieron cómo su círculo social y de amistad se reducía e, incluso, llegaba a desaparecer.

Como todos sabemos, la FM es una enfermedad compleja no solo porque se desconoce su origen, sino porque una gran parte de la sociedad aún desconoce que no se trata de una enfermedad psicológica, sino de una afección física dolorosamente real. Las personas afectadas por FM tienden a retraerse y a dejar de mantener esos lazos personales tan importantes desde el punto de vista emocional. Dejar un trabajo sedentario puede minimizar los síntomas dolorosos físicos, pero atención, puede agravar ese cuadro de ansiedad, angustia y depresión tan típicos de los afectados por FM.

¿Cuál es, entonces, la solución? Hay varias, por ejemplo:

  • Ajustar la carga de trabajo a nuestra capacidad funcional: reducción de jornada, teletrabajo….
  • Practicar deporte suave durante nuestro tiempo libre.
  • Fortalecer nuestra salud mental con actividades de ocio que nos satisfagan: leer, pasear, disfrutar de nuestra mascota…
  • Mejorar nuestra salud física con una dieta alimenticia variada, equilibrada y apetitosa.

¿Se te ocurren más soluciones para combinar trabajo sedentario y fibromialgia? Deja tu opinión en nuestro blog.

 

Post relacionados:

New Call-to-action