Fibromialgia: síntomas y puntos dolorosos

En este artículo hablamos de la fibromialgia, una patología que, pese a afectar a muchas personas, no es tan visible como merecería en los medios de comunicación. Desde aquí, intentamos dar a conocerla y hablarte de ella de tú a tú, de forma simple y sin tabúes.

Fibromialgia, síntomas y puntos dolorosos

Hoy tratamos dos factores clave para entender bien la fibromialgia. Empezaremos por sus causas, y revisaremos también los síntomas y puntos donde se encuentra el dolor.

Las causas posibles de la fibromialgia

Son muchas las alteraciones psicológicas y físicas que pueden desembocar la fibromialgia. Hay casos relacionados con la alteración de la circulación de la sangre, otros se ponen en relación con un posible desequilibrio de los neurotransmisores.

También se dan casos de origen genético y estudios recientes han llegado a la conclusión de que el proceso inflamatorio propio de la fibromialgia puede provenir de una disfunción en el papel de las mitocondrias.

En el plano psicológico, aparece a menudo como uno de los síntomas o de las consecuencias de la depresión ya que está ligada a bajos niveles de una sustancia química muy importante para el cuerpo: la serotonina. Como puedes ver, la fibromialgia se presenta en ocasiones como causa y, en otras, como síntoma.

Fibromialgia: síntomas

El problema con los sus síntomas es que son comunes a otras dolencias. Su principal característica es el dolor que suele sentirse de forma crónica, generalizada e intensa.

Aparecen también otros síntomas:

  • La rigidez muscular que, a menudo, se siente por la mañana, en el momento en el que nos incorporamos de la cama.
  • Las palpitaciones en diferentes partes del cuerpo o esa sensibilidad incómoda que conocemos como hormigueo.
  • El cansancio y las alteraciones en el sueño.
  • En muchos casos, también afecta al cerebro y es posible que tengas problemas de concentración y de memoria.

Es importante prestar atención a estos síntomas y acudir al médico lo antes posible ya que la detección a tiempo de la fibromialgia es imprescindible para paliar el dolor antes de que vaya a más.

Fibromialgia: puntos dolorosos, puntos gatillo

En un artículo anterior del blog de HHP te explicamos en profundidad cuáles eran los puntos dolorosos asociados a la fibromialgia y dónde estaban localizados a lo largo de todo el cuerpo. Desde el cuello hasta la rodilla, pasando por la espalda, puedes encontrar 18 puntos dolorosos o puntos gatillo.

Las zonas de dolor son muy pequeñas por lo que tiene que ser un especialista el que se encargue de dar con ellas. En el caso de la fibromialgia, se evidencia su diagnóstico si el paciente siente dolor al presionar en 11 de estos 18 puntos.

También es posible que te hayan diagnosticado esta enfermedad aunque hayas reaccionado a la palpación en menos puntos. Este caso se da si se presentan otros síntomas como los que hemos comentado más arriba: insomnio, hormigueo y rigidez muscular.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action