Fatiga muscular: ¿sabes cuáles son los síntomas?

La fatiga muscular es esa sensación de cansancio generalizado y pesadez en los músculos que sientes, en ocasiones, tras haber practicado deporte o haber realizado demasiadas sesiones de entrenamiento. Aunque muchas veces aparece sin que haya una causa inmediata o demasiado evidente. Así que, ¿cómo sé que padezco de fatiga muscular?

Los síntomas de la fatiga muscular

En este artículo del blog de HHP te explico cuáles son los síntomas de la fatiga muscular para que, conociéndolos, puedas tratarlos. La anhelada mejoría y el alivio efectivo de cualquier dolencia empiezan por conocer con qué patología te enfrentas.

Causas de la fatiga muscular

Como te comentaba, la fatiga muscular está muy relacionada con el sobreesfuerzo a la hora de realizar ejercicio o deporte por lo que es bastante común en deportistas, tanto aficionados como profesionales. Pero no sólo sufren esta dolencia los jugadores de fútbol, los atletas o aquellos que van a diario al gimnasio, cualquier persona puede padecerla.

La fatiga muscular se produce bien cuando los músculos no pueden ejercer la fuerza normal, bien cuando el cuerpo requiere hacer un esfuerzo superior al normal para lograr el deseado nivel de fuerza.

Este cansancio que hace que los músculos pesen puede tener su origen en una mala alimentación o puede estar relacionado con la carga genética de cada uno. En algunos casos, es posible que se presente como la antesala de problemas cardíacos o respiratorios o de una enfermedad crónica como la de Lou Gehring (un tipo de esclerosis).

Fatiga muscular: síntomas

Tanto si has realizado un ejercicio extenuante como si no es este el caso, puedes sentir cansancio, dolor o fatiga muscular. Te recorre el cuerpo una sensación de ardor y pesadez que se pega a tus músculos, te pesan hasta los párpados y parece que algo te ha arrancado las ganas de levantarte de la cama.

Si el malestar se produce a causa de la actividad física, la fatiga puede aparecer durante el ejercicio, justo después o, incluso, al día siguiente.

Como en el caso de otras patologías relacionadas con el cansancio, dormir mal o no descansar adecuadamente durante las horas de sueño, puede ser uno de los síntomas o, incluso, una de las causas de la fatiga muscular.

Una de las causas que pueden llevar a que tu cuerpo sienta fatiga muscular es la deshidratación, tanto cuando se hace ejercicio como en períodos del año de mucho calor. También está relacionada con la falta de glucógeno en el organismo debido, probablemente, a la disminución del consumo de hidratos de carbono.

Alimentos para combatir la fatiga muscular

El mejor aliado contra la deshidratación es, por supuesto, el agua. Los deportistas suelen tomar bebidas isotónicas que, además de hidratarles, les aporta sodio, potasio y otros minerales. Estos refrescos se pueden incluso hacer en casa.

El té verde y la limonada natural, por sus propiedades antioxidantes, son también una gran elección para disminuir el cansancio, tanto físico como mental.

Los frutos secos ayudan a reducir la cantidad de ácido láctico en el cuerpo. En el caso de las almendras, te ayudarán a controlar los niveles de colesterol y los picos altos de tensión.

Las verduras de hoja verde, las cebollas, el ajo y los tomates, por sus diferentes propiedades antiinflamatorias, hidratantes o minerales, también ayudan a combatir la fatiga muscular.

Ahora que conoces los síntomas de la fatiga muscular, ya puedes lidiar con ella y sentirte un poco mejor cada día.

 

Post relacionados:

 

dolor de espalda