Estiramientos para ciática: el Pilates suelo

Si alguna vez has sufrido un pinzamiento en el nervio ciático, seguro que sabes que una de las formas de aliviar el intenso dolor es intentar descomprimir la tensión estirando al máximo los músculos de la zona lumbar. Los estiramientos para la ciática son útiles no sólo para aliviar el dolor sino para fortalecer esa musculatura que tenemos olvidada por falta de tiempo. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos de unos ejercicios, unos estiramientos para la ciática tan sencillos de hacer como eficaces: los ejercicios del Pilates Suelo.

estiramientos para ciatica

Estiramientos para ciática del Método Pilates

Si nunca has practicado Pilates, te cuento brevemente que hay dos tipos de ejercicios: unos se practican sin necesidad de máquinas – Pilates Suelo – y otros se practican con la ayuda de cuerdas, poleas, bancos… Los ejercicios de uno u otro método son bastante similares, pero los dos buscan un mismo objetivo: reeducar las posturas que pueden provocar el dolor de la parte baja de la espalda, fortalecer la musculatura para que sea más flexible y aliviar el dolor.

El Pilates Suelo está más indicado para personas que no sufren afecciones crónicas que impliquen inflamación y dolor, hombres y mujeres que, simplemente, quieren mejorar su salud postural  su forma física. El Pilates Máquina, en cambio, está especialmente diseñado para ayudar a las personas que sufren ciertas patologías que implican dolor como, por ejemplo, la ciática, la EA, la fibromialgia, etc. De todas formas, cualquier persona puede practicar el método propuesto por Pilates tanto en su modalidad Suelo como Máquina, simplemente tiene que advertir al terapeuta o entrenador de que padece alguna afección, lesión o patología.

Una vez aclarado este punto tan importante, veamos cómo pueden ayudarnos dos de los más conocidos estiramientos para ciática inventados por el maestro Pilates.

Estiramientos para ciática desde el suelo.

  1. Descálzate y túmbate boca arriba sobre una colchoneta o una alfombra mullida. Si tienes problemas de cervicales, coloca una toalla enrollada bajo la nuca. Extiende tus brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia abajo. Ahora flexiona las rodillas hasta que las plantas de los pies estén firmemente apoyadas en la colchoneta. Toma aire y, suavemente, ve elevando tus caderas haciendo fuerza con las plantas de los pies. Si lo haces despacio notarás cómo se van estirando todos los músculos que rodean al dolorido nervio ciático. Vuelve lentamente a la postura inicial mientras expiras el aire que has tomado, descansa un momento y repite el ejercicio cuatro o cinco veces.

 

  1. Túmbate boca arriba sobre una superficie cómoda y, lo mismo que antes, si necesitas apoyo cervical, enrolla ligeramente una toalla pequeña y colócala debajo de la nuca. Ahora eleva suavemente las rodillas hasta que puedas abrazarlas y atraerlas hacia tu pecho. Ve estirando y aflojando la tensión muy suavemente al mismo tiempo que dejas rodar muy despacio la espalda hacia uno y otro lado. Notarás cómo la colchoneta te va masajeando justo donde te duele, en esa zona del sacro y parte baja de la espalda, poco a poco notarás cómo se alivia la tensión y se mitiga el dolor.

 

Estos son dos excelentes ejemplos de estiramiento para ciática utilizando el Método Pilates Suelo. Te recomendamos practicarlos a diario y, por supuesto, combinarlos con otro excelente tratamiento para aliviar el dolor de la ciática: la terapia de la Andulación®. Ahora puedes probarla completamente gratis y en tu propia casa. ¿Quieres saber cómo? Pulsa aquí.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action