Escoliosis en adultos, todo lo que necesitas saber

La escoliosis en adultos, también llamada como escoliosis degenerativa, suele aparecer después de los 65 años. Se trata de una curvatura en la columna vertebral que se produce por el deterioro en las articulaciones de la misma.

escoliosis en adultos

Por qué se produce la escoliosis en adultos

El origen principal de la escoliosis en adultos es como decíamos el desgaste progresivo de las articulaciones. En ocasiones viene acompañando a la osteoartritis o la artrosis y se da en las articulaciones de menor tamaño de la espina.

Cuando esto sucede las articulaciones presionan la columna vertebral ocasionando deformaciones en ella.

¿Es dolorosa la escoliosis en adultos?

Lo más habitual es que este problema cause dolor a quien la padece, pero en ocasiones en totalmente asintomático. El dolor se debe a la inflamación de las articulaciones, no a la deformidad de la columna.

Los dolores son semejantes a los de la artrosis. Además, pueden venir acompañados de entumecimiento y pinchazos en la zona baja de la espalda, también de debilidad en las extremidades inferiores.

El dolor se incrementa gradualmente con el paso del tiempo y se intensifica después de realizar actividades físicas. Es más intenso por las mañanas y cuando no se está en reposo. De pie o caminando el dolor se acrecienta. Esto se debe a que al estar en esas posturas la sangre se extiende a lo largo de las terminaciones nerviosas y al sentarse la circulación se realiza con mayor facilidad y disminuye el dolor.





dolor de espalda




¿Qué tratamientos hay para la escoliosis en adultos?

Los tratamientos de este tipo de escoliosis buscan principalmente reducir el dolor y dar fuerza y flexibilidad a la columna vertebral. Estos son los más habituales:

  • Medicación. Lo más frecuente es que el médico te recete medicamentos como el acetaminofén e ibuprofeno que buscan por un lado reducir el dolor y por otro disminuir la inflamación de las articulaciones.
  • Inyecciones epidurales. Con esta clase de inyecciones se busca introducir en la zona medicamentos que frenen la inflamación y que adormezcan la parte de la columna vertebral en la que se siente el dolor.
  • Terapia física. Con el fin de fortalecer la espalda, para menguar el dolor y para dar flexibilidad a la zona existen diferentes terapias físicas muy adecuadas para tal fin, como la fisioterapia que mejora la musculatura y las articulaciones del área afectada. También las terapias en el agua sson muy beneficiosas a la hora de mejorar la funcionalidad de las articulaciones y fortalecer los músculos implicados.
  • Quiropraxia. Esta técnica es de gran ayuda para las personas que padecen escoliosis ya que les ayudan a reajustar la zona afectada para mejorar la movilidad de las articulaciones y paliar el dolor.
  • Cirugía. Es cierto que no es la técnica más habitual, pero en ocasiones si los métodos más conservadores no funcionan puede ser necesario recurrir a la cirugía, principalmente para reducir el dolor y mejorar la calidad de vida del paciente.

Ante cualquier enfermedad lo primordial es ponernos en manos de un profesional de la medicina que pueda estudiar a fondo nuestro caso y recomendarnos el mejor tratamiento. Así que si padeces escoliosis no lo dejes y toma medidas.

Post relacionados: