Encefalomielitis miálgica: causas, síntomas y tratamientos

No sé si a ti también te lo parece pero, en ocasiones, las dolencias y enfermedades asustan más por el nombre tan raro que tienen y por el desconocimiento que tenemos de ellas que por lo que implican por sí mismas. Esto me sucede en el caso de la encefalomielitis miálgica.

Encefalomielitis miálgica: causas, síntomas y tratamientos

¿Has oído hablar de ella? La encefalomielitis miálgica es el nombre original que se le dio en el Reino Unido y Canadá a una enfermedad que hoy en día es más conocida como síndrome de fatiga crónica y disfunción inmune (o, simplemente, con el primer término de la ecuación: síndrome de fatiga crónica).

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad cuyo origen, de momento, se desconoce. Afecta a los diferentes sistemas vitales del organismo, desde el sistema inmunológico, el nervioso central y periférico hasta el muscular, el hormonal o el digestivo.

La OMS –Organización Mundial de la Salud- reconoce la existencia de esta patología bajo el epígrafe Síndrome de fatiga crónica post-viral. Afecta, principalmente, a adultos jóvenes y a mujeres aunque también parece estar relacionada con el envejecimiento.

Las personas que padecen de encefalomielitis miálgica o síndrome de fatiga crónica tienen que luchar cada día para superar los síntomas de una enfermedad que tiende a incapacitarles para realizar una vida normal. Por esta razón, hace falta conocer la dolencia en profundidad y empezar a tratarla cuanto antes.

Causas de la encefalomielitis miálgica

Como te decía, el origen de esta enfermedad aún es desconocido. Incluso entre los médicos, en ocasiones se contemplan los síntomas de la fatiga crónica con perplejidad. Es bastante probable que se confunda con otras enfermedades que tienen una sintomatología similar y que son más comunes, más conocidas o mejor comprendidas.

El diagnóstico de la encefalomielitis miálgica parte de la presencia de al menos cuatro de los síntomas que suele presentar esta patología, siempre que aparezcan de forma persistente o reiterada durante más de seis meses consecutivos.

La fatiga crónica no desaparece con el reposo o el descanso.

Vida social

Como en otras enfermedades, es muy importante el diagnóstico precoz. En el caso de la fatiga crónica, es fundamental para que el paciente y las personas que lo rodean comprendan la naturaleza de la dolencia y puedan enfrentarse a ella.

Las implicaciones que tiene esta patología en la vida social son enormes ya que puede llegar a impedir la realización de las tareas más sencillas, por no hablar de la rutina laboral.

Síntomas

Además del cansancio extremo que siente la persona que padece síndrome de fatiga crónica, hay otros síntomas asociados:

  • El cansancio puede llegar hasta la extenuación simplemente al realizar alguna de las tareas cotidianas más comunes.
  • Fiebre, mareos, congestión o fuertes dolores de cabeza.
  • Alteraciones del sueño.
  • Diarreas y vómitos.
  • Faringitis.
  • Aparición de alergias.
  • En el plano psíquico, se dan cambios de humor brusco, estados de tristeza, ansiedad, depresión o ataques de pánico.
  • La confusión, las pérdidas de memoria y la desorientación también suelen hacer aparición.

Como ves, los síntomas son múltiples, de ahí que el diagnóstico sea difícil y se confunda con otras enfermedades con las que comparte cuadro.

Tratamiento de la encefalomielitis miálgica

Los tratamientos que se emplean para aliviar la encefalomielitis miálgica son paliativos y actúan de forma multidisciplinar. Dada la amplia variedad de síntomas, que afectan tanto de forma psíquica como física al organismo, es necesario combatir la enfermedad en varios frentes.

Fundamentalmente, lo más importante es controlar los síntomas. Las terapias pueden ir desde la relajación hasta el ejercicio físico moderado y gradual, pasando por una dieta adecuada rica en vitaminas y minerales, la toma de analgésicos o acudir a la consulta de un psicólogo.

La tecnología de la Andulación puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome de fatiga crónica gracias al efecto revitalizador de las vibraciones y del calor infrarrojo que aplica a lo largo del cuerpo y a la eliminación de sustancias nocivas.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action