El molesto problema del dolor de espalda alta

Son muchos los que en algún momento de su vida padecerán alguna clase de dolor de espalda. En la mayoría de los casos no es algo que interrumpa la rutina habitual, en ocasiones sí, pero no por ello deja de ser muy molesto. En este artículo te mostramos qué provoca el dolor de espalda alta y qué puedes hacer si te sucede. Con esto nos referimos, lógicamente al dolor en la parte alta de la espalda.

dolor de espalda alta

El dolor de espalda alta lado izquierdo y dolor de espalda alta lado derecho

De todos los dolores de espalda que podemos sufrir no podemos decir que el que protagoniza estas líneas sea el más común de todos. Cuando hablamos de la espalda baja nos referimos a la parte que se sitúa entre las cervicales y la cintura.

Es muy habitual entre las personas que trabajan delante de un ordenador. Pero también en quienes tienen una mala postura al caminar o al dormir.

Lo habitual es que tenga su origen o bien en una lesión repentina o una mala postura que se mantiene en el tiempo. En ocasiones puede extenderse el dolor hasta el hombro y el cuello.

Existen dos orígenes principales del dolor de espalda alta, debido a la irritación muscular y a la disfunción articular. Una mínima parte de este tipo de dolor es producido por una hernia discal, en cuyo caso será necesario tratar de forma concreta este problema.

Analicemos los dos principales motivos y veamos cuáles son los mejores tratamientos.

Dolor de espalda alta: irritación muscular

La irritación muscular, y por tanto el dolor de espalda alta, se puede producir porque no cuentes con la fuerza necesaria en esa zona o por realizar movimientos repetitivos. En algunos casos se origina en una lesión al practicar deporte, a un accidente de tráfico o a una torsión muscular.

Los mejores tratamientos para este problemas son los siguientes:

  • Fisioterapia.

  • Andulación.

  • Quiropráctica.

  • Ejercicios de estiramiento y para fortalecer la zona.

  • Medicación para calmar el dolor, como antiinflamatorios.

Dolor de espalda alta: disfunción articular

Si tenemos alguna clase de lesión en las articulaciones que conectan las costillas y la columna vertebral sentiremos esta clase de dolor.

El tratamiento es muy similar al que veíamos en el caso anterior. La fisioterapia y la quiropráctica. Los ejercicios de estiramiento. Los antiinflamatorios para el dolor y la Andulación, la combinación del masaje mecánico y del calor infrarrojo, ayuda en gran manera a paliar el dolor.

Cómo evitar el dolor de espalda alta

La prevención siempre es el mejor tratamiento y en el caso de esta clase de dolor de espalada es algo que podemos conseguir.

Hay que tener en cuenta tres puntos importantes, nuestro trabajo, el ejercicio que hacemos y si padecemos alguna clase de enfermedad crónica.

En el trabajo podemos tratar de mantener siempre una buena postura, con la espalda estirada e intentando colocar el monitor de nuestro ordenador enfrente de los ojos.

A la hora de hacer deporte debemos evitar los ejercicios que provoquen movimiento muy repetitivos que pudieran provocarnos una lesión en la zona.

Mientras que si el dolor de espalda es ocasionado por cualquier enfermedad debemos centrarnos en luchar contra ella.

Lo más importante es que siempre contemos con la ayuda de buenos profesionales de la salud que nos orienten acerca de cómo actuar, si tenemos un problema tan molesto como el dolor de espalda alta.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action