El 20% de los españolespadece dolor crónico

Según los últimos datos, el número de personas afectadas con dolor crónico en nuestro país no para de crecer y ya alcanza un porcentaje más que preocupante: cerca de un 20% de los españoles padece dolor crónico. El dato lo extraemos de la SED – Sociedad Española del Dolor–, una Asociación sin ánimo de lucro fundada en 1990 y que lleva años alertando de la necesidad de una mayor sensibilización de los organismos públicos en la detección, diagnóstico y tratamiento de este grave problema de salud pública: el dolor crónico.

dolor cronico

El perfil de la persona con dolor crónico

Según la misma SED, una gran parte de ese porcentaje de personas que sufren dolor crónico en nuestro país son mujeres de entre 50 y 60 años de edad que sufren patologías o afecciones osteomusculares, enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento como las diferentes artrosis o procesos oncológicos.

Un dato preocupante que incluye esta Asociación en su descripción del perfil tipo de paciente con dolor crónico es que más del 50% de esas personas no reciben tratamiento médico o farmacológico adecuado hasta casi una década después de empezar a sufrir ese dolor crónico, incapacitante y que, como todos sabemos, conlleva el deterioro de la calidad de vida del ser humano.

Más datos que arrojan un poco de luz a ese panorama sombrío que viven a diario casi siete millones de españoles:

  • No todos los hospitales públicos ofrecen a sus pacientes los servicios de la llamada “Unidad de Dolor”, un departamento especializado en el tratamiento del dolor crónico.
  • El 97% de los profesionales que forman parte de las Unidades de Dolor hospitalarias se limitan a prescribir fármacos para tratar a sus pacientes y “olvidan” incluir en el tratamiento esas terapias psicológicas imprescindibles para ayudar al paciente a vivir con el dolor crónico disfrutando de una calidad de vida digna.
  • En las universidades españolas no se imparte formación adecuada y suficiente sobre el impacto del dolor crónico en el paciente y, por ende, en el conjunto de la sociedad.
  • Ni la sociedad ni la comunidad médica están suficientemente sensibilizados con el grave problema del dolor crónico y sus consecuencias directas en el tejido económico y empresarial del país y, lo más importante, en la calidad de vida de los seres humanos.

Crece el número de afectados de dolor crónico

Tanto la OMS- Organización Mundial de la Salud – como la Sociedad Española del Dolor, la European Pain Federation o The Social  Impact of Pain llevan años alertando de un aumento imparable en el número de afectados por dolor crónico a nivel mundial. Las cifras bailan dependiendo de la fuente que consultes, pero siendo positivos hablamos de que sufren dolor crónico 80 millones de europeos, hombres y, sobre todo, mujeres. El porcentaje de esas personas que reciben atención médica especializada en este tipo de dolor es ridículo ya que apenas roza el 2%, un porcentaje que explicaría en parte las millonarias pérdidas económicas que se producen por la pérdida de productividad de los empleados, las altas tasas de absentismo laboral o las bajas médicas prolongadas. Según estas Organizaciones, el dolor crónico hace que las empresas europeas acumulen 500 millones de días laborables perdidos y unos costes directos para los estados europeos que superan los 34.000 millones de euros.

Unas cifras tan millonarias como el sufrimiento que padecen a diario las personas que viven con dolor crónico.

 

Post relacionados:





New Call-to-action