Ejercicios para el nervio ciático para hacer en casa

Hace unos meses te contábamos aquí, en el blog de las personas con dolor, cómo los estiramientos eran algunos de los mejores ejercicios para el nervio ciático, para aliviar ese dolor agudo, punzante, sordo e irritante que, cuando se instala, no te deja vivir en paz. Hoy vamos a aprender a hacer algunos ejercicios para el nervio ciático pensados para aliviar el dolor de la forma más rápida posible.

ejercicios para el nervio ciatico

Ejercicios para el nervio ciático: los músculos isquiotibiales

¿Sabes lo que son los músculos isquiotibiales? Son unos músculos que se encuentran en la parte posterior de nuestros muslos, entre la pelvis y un poco más debajo de la rodilla y que participan en el movimiento de nuestra cadera y, también, de la rodilla. ¿Qué tienen que ver estos músculos con los ejercicios para el nervio ciático? Pues mucho porque si no están bien desarrollados o, por lo que sea, se contracturan, pueden generar una de esas crisis de dolor del nervio ciático que tan bien conoces

Veamos un par de ejercicios para el nervio ciático que nos ayudarán a desbloquear este grupo muscular sin salir de casa:

  1. Túmbate boca abajo en la cama o en el suelo sobre una colchoneta cómoda. Apoya la frente sobre el dorso de las manos. Eleva suavemente las rodillas hacia atrás mientras cuentas lentamente hasta 10. Mantén la flexión unos instantes y luego baja las rodillas hacia la colchoneta de forma lenta y controlada mientras cuentas hasta 10. Repite este ejercicio cinco o seis veces.
  1. Descálzate, ponte de pie, estira bien la espalda, adelanta una de tus piernas un poquito mientras flexionas ligeramente la rodilla de tu otra pierna. Levanta el empeine del pie que tengas adelantado de forma que los dedos apunten hacia el techo de la habitación. Toma aire y, con cuidado para no perder el equilibrio, ve doblándote hacia delante lentamente hasta que con la mano llegues a tocar los dedos del pie. Cuando los toques, aguanta unos segundos e intenta flexionarte un poquito más sin sentir dolor. Vuelve a la postura inicial y repite el ejercicio con la otra pierna. Recuerda que este ejercicio es para aliviar el dolor, no para provocarlo, así que si sientes algo más que una molestia normal, deja de hacerlo y coméntaselo a tu especialista en la próxima revisión.

Ejercicios para el nervio ciático: la flexión de espalda

Flexionar la espalda es la base de muchos de los ejercicios para el nervio ciático que puedes hacer más fácilmente sin salir de casa. Este tipo de ejercicios no sólo aliviarán la presión que está sufriendo el nervio ciático y que provoca la inflamación y el dolor, también te permitirán estirar los diferentes grupos musculares de tu espalda que, quieras que no, van resintiéndose por culpa del dolor que te provoca la ciática. Hay bastantes ejercicios para el nervio ciático basados en la flexión de la espalda, pero uno de los más eficaces es el llamado “movimiento del gato”.

¿Has visto alguna vez cómo se despereza un gato o un perro cuando se levantan de la siesta? Pues es prácticamente lo mismo: colócate de rodillas sobre una alfombra o esterilla. Apoya las palmas de las manos en el suelo hasta que adoptes la postura típica de una mascota. Ahora inspira profundamente, baja la cabeza hasta que estés mirando a tu ombligo, toma aire, mete hacia dentro la barriga y eleva la zona lumbar de tu espalda todo lo alto que puedas. Mantén la postura y luego, lentamente, ve soltando el aire y devolviendo la espalda a la situación inicial. Repite el ejercicio cuatro o cinco veces recordando inhalar y exhalar lentamente para favorecer la relajación muscular.

 

Como ves, hay distintos tipos de ejercicios para el nervio ciático que puedes hacer sin salir de la comodidad de tu propio hogar, exactamente lo mismo que la sesión gratuita que te ofrecemos para que pruebes la terapia de la Andulación® en tu propia casa y, por supuesto, sin ningún tipo de compromiso.  ¿Te parece interesante? ¡Pulsa aquí!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action