Dolor lumbar irradiado a abdomen: causas, síntomas y tratamiento

La lumbalgia aguda, esa contracción dolorosa de los músculos de la zona lumbar de la espalda, es una afección bastante común entre los hombres y las mujeres adultos, de hecho, se calcula que cerca del 80% de los adultos sufriremos una crisis de lumbalgia aguda al menos una vez en nuestra vida.  El tema es muy serio, tanto desde la perspectiva de la salud como desde el punto de vista laboral ya que la lumbalgia es, hoy por hoy, la principal causa de baja laboral médica en los países occidentales.

Hoy en el blog de las personas que viven con dolor vamos a conocer mejor una enfermedad tan habitual como molesta y dolorosa: el dolor lumbar irradiado a abdomen.

lumbalgia aguda


Lumbalgia aguda o crónica, la clave está en su duración

Según el INSHT -Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo- la diferencia fundamental entre una lumbalgia aguda y una lumbalgia crónica está en la duración del dolor. Si el dolor de la zona lumbar se prolonga durante más de tres meses, estaremos hablando de una lumbalgia crónica y si el dolor y el malestar remiten antes de cumplirse esos tres meses, podremos decir que la lumbalgia que sufrimos es aguda.

Diferenciar estos dos términos es importante a la hora de planificar el tratamiento o combinación de tratamientos a aplicar en la zona dolorida tanto para eliminar tanto la causa de la lumbalgia aguda como para aliviar el dolor y mejorar la vida de las personas que están padeciendo las molestias lumbares.

Dolor lumbar irradiado a abdomen: causas

No cuidar la postura de nuestra espalda mientras trabajamos delante del ordenador, coger cargas excesivamente pesadas o tener una  vida excesivamente sedentaria son algunas de las causas principales de la lumbalgia aguda que podemos prevenir fácilmente. Pero hay otras causas que se escapan de nuestra voluntad de cuidar nuestra salud lumbar y que también pueden originar lesiones o pinzamientos en la zona lumbar como, por ejemplo: accidentes de tráfico, caídas, lesiones deportivas, herencia genética, estrés,  etc.

Síntomas principales de la lumbalgia aguda

El síntoma principal de la lumbalgia aguda es el dolor intenso localizado en la parte más baja de nuestra espalda, en la llamada zona lumbar. La sensación de dolor puede localizarse sólo en la región lumbar o, en  ocasiones, irradiar hacia la zona dorsal o afectar a las piernas, los glúteos, el coxis, la zona pélvica, etc. Una característica importante del dolor de la lumbalgia aguda que ayuda a los médicos a diagnosticar esa patología es que aumenta cuando se presiona la zona lumbar.

Otros síntomas del lumbago o lumbalgia aguda serían los siguientes:

  • Sensación de rigidez.
  • Espasmos musculares incontrolados.
  • Dificultad para doblarnos o girar el tronco.

Tratamientos de la lumbalgia aguda

En la mayor parte de los casos de lumbalgia aguda el médico de familia puede prescribir el tratamiento o combinación de tratamientos más adecuada para cada situación. Los tratamientos más eficaces para tratar el lumbago de corta duración, la lumbalgia aguda serían los siguientes:

  • Fármacos analgésicos no esteroides o AINE como, por ejemplo, el Ibuprofeno, relajantes musculares, medicamentos anti inflamatorios, etc.
  • Masajes fisioterapéuticos.
  • Ejercicios controlados para movilizar la musculatura y aliviar la presión de las contracturas.
  • Tratamientos dirigidos a aplicar calor en la zona lumbar contracturada. En este sentido, destacan los dispositivos científicamente probados que utilizan la tecnología de Andulación® ya que alivian el dolor localizado mediante una combinación de calor por infrarrojos y vibraciones mecánicas.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action