Dolor de riñones: encuentra el mejor tratamiento

Los riñones son muy importantes, no podemos olvidar que intervienen en el proceso de desintoxicación y depuración de nuestro cuerpo, es decir mediante la orina eliminan no solo las sustancias de desecho sino también las toxinas. Pero no es su único papel en nuestro organismo, además realizan otras funciones como estimular la creación de glóbulos rojos en la sangre, por ejemplo. Cuando hablamos de dolor de riñones nos referimos a un dolor en el costado que puede tener su origen en estos órganos o no, en este artículo veremos qué tratamientos son los más adecuados dependiendo de su causa.

Dolor de riñones

Causas del dolor de riñones

A continuación, te mostramos una serie de patologías que pueden originar el dolor de riñones:

  • Quistes renales.
  • Consumo de algunos medicamentos.
  • Inflamación del riñón, nefritis.
  • Cálculos renales.
  • Infecciones, como de orina.
  • Nefritis tuberculosa.
  • Diabetes.
  • Cáncer renal.
  • Artrosis.
  • Hernias discales.
  • Desgarros musculares.
  • Osteoporosis.
  • Embarazo.
  • Lumbalgia.

Como vemos el dolor de riñones puede tener un origen en ese órgano pero también puede ser debido a problemas musculares y similares. Por lo que el tratamiento se tendrá que adecuar a lo que esté motivando que se sufra.

Tratamiento del dolor de riñones

Cualquier dolor de riñones casi con independencia de qué lo motiva puede intentar calmarse con el uso de fármacos para ese síntoma principal. Siempre recetados por un profesional de la salud. Los antiinflamatorios suelen funcionar muy bien, salvo en el caso del embarazo que entonces será el ginecólogo quien determine los pasos a seguir.

En el embarazo conseguiremos mejorar el dolor de riñones con una buena postura a la hora de dormir o con el uso de una faja que será una gran ayuda a la hora de soportar el peso de la tripa. Evita mantener mucho tiempo la misma posición. El ejercicio físico moderado puede contribuir a controlar la aparición de este problema. La combinación de calor y frío calma en gran manera las molestias. Por supuesto, el especialista debe determinar si detrás del dolor se esconde una infección.





dolor de espalda




Cuando el dolor de riñones se origina de una infección es necesario el uso de antibióticos siempre bajo un estricto control médico. En ocasiones la fisioterapia también será de gran ayuda a la hora de calmar el problema.

A la hora de combatir las piedras en el riñón beber abundante agua resulta muy eficaz para disolver dichos cálculos. Si habitualmente se recomiendan unos dos litros al día, en este caso sería conveniente incluso doblar esa cantidad.

Además, durante los días en los que se mantenga el problema es necesario llevar una dieta especial en la que abunden los alimentos ricos en agua, como la fruta. La sandia, los arándanos o las uvas son muy recomendable Por otra lado es mejor evitar ola coliflor, los garbanzo, los nabos o las zanahorias.

Este tipo de dieta junto con un aumento en la ingesta de líquidos servirá para eliminar las piedras, si no se consigue puede ser necesario recurrir a la cirugía.

Post relacionados: