Dolor de cintura, ¿de qué puede ser síntoma?

El dolor de cintura puede ser síntoma de múltiples patologías. Probablemente, nadie se ha salvado de sufrir este tipo de dolor alguna vez en la vida aunque es más común en el caso de personas sedentarias, por sobrepeso o según se van cumpliendo años.

Dolor de cintura, ¿de qué puede ser síntomas?

Este dolor localizado en la parte baja de la espalda suele asociarse con la lumbalgia o la ciática pero también es posible que aparezca a causa de problemas digestivos, en relación con la menstruación o en el momento del parto.

Dolor de cintura, ¿de qué puede ser síntoma?

Lumbalgia

El dolor de cintura puede ser síntoma de lumbalgia, ciática o problemas en la pelvis, entre otros. En ocasiones, el dolor termina irradiando hacia las nalgas, las piernas e incluso puede llegar a sentirse en los pies.

En el caso de la lumbalgia, el dolor en la parte baja de la espalda se debe a una distensión de un ligamento o de un músculo de esa zona que puede haberse producido al levantar un peso o por algún movimiento brusco. Generalmente, sentirás lo que se suele llamar un tirón o un latigazo.

Ciática

La ciática es más un conjunto de síntomas que una patología en sí misma. Se produce por la compresión o irritación de uno o varios de los nervios que salen de la parte inferior de la columna vertebral, en particular el nervio ciático mayor.
En personas jóvenes, muchas veces la ciática está relacionada con la aparición de una hernia discal.

Otra de las causas más comunes del dolor de cintura es el sobrepeso. Muchos de los dolores de espalda que puedes sufrir, que no tienen origen en traumatismos o enfermedades, se deben a la debilidad de los músculos de la zona.

Aliviar el dolor de cintura

Entre las buenas prácticas que te ayudarán a aliviar el dolor de cintura una vez que lo sufres, te puedo recomendar levantarte de vez en cuando y estirar, si pasas muchas horas sentado.

También es conveniente que no te sientes en sillones o sofás muy blandos ni duermas en un colchón excesivamente mullido. Seguramente es lo que más te apetezca hacer pero a tu espalda no le va a ir nada bien así que, mientras sientas dolor, apoya los lumbares sobre superficies más bien rígidas y duras.

Si tienes que agacharte y coger pesos, flexiona las rodillas, no dobles el espinazo, como se solía decir, porque estarás tirando innecesariamente de la parte baja de la espalda. Intenta elevar el objeto, y cargar con él, lo más cerca que te sea posible de tu cuerpo, algo así como si quisieras abrazarlo contra tu pecho.

Ejercicios para fortalecer la cintura

La práctica de deporte o de algún tipo de ejercicio que sirva para fortalecer la musculatura de la zona lumbar es muy recomendable para que no aparezca ese molesto dolor de cintura que, en ocasiones, incluso te impide levantarte de la cama o del sofá.

Caminar siempre es un buen ejercicio, sobre todo si no sueles practicar ningún deporte o llevas una vida bastante sedentaria. Si tienes unos minutos, en casa y con una colchoneta puedes realizar algunas series de gimnasia específicamente pensadas para fortalecer tu cintura.

Las planchas laterales y la horizontal, los twists de cintura, las sentadillas o el ejercicio de rodilla a codo, alternando cada pierna, pueden servirte para empezar.

 

Post relacionados:

 

dolor de espalda