Dolor de cervicales: ¿síntoma de algo más?

Hay dolencias que en ocasiones son una manifestación de alguna clase de enfermedad, que muchas veces es más grave que este problema inicial que hemos percibido. Por ejemplo un dolor de cabeza podría ser síntoma de un tumor en el cerebro. Por supuesto no queremos ser alarmista ya que esto no siempre es así, pero tampoco queremos engañarte puesto que si puede ocurrir. No debemos confundir el dolor de cervicales con el dolor de cabeza por cervicalesTe mostramos cómo el dolor de cervicales puede ser síntoma de que padeces algo más. Si sufres esta clase de molestia presta atención a lo que vamos a ver a continuación.

dolor de cervicales

Qué es el dolor de cervicales

Cuando hablamos de dolor de cervicales no lo hacemos de un punto concreto sino de cualquiera de las estructuras que componen el cuello, como son los nervios, los discos intervertebrales, los huesos y los músculos.

Pero no solo se siente dolor, además es probable que sea difícil mover el cuello, sobre todo hacia los lados, la sensación es como si esa zona se hubiera quedado rígida.

Además, cuando se comprimen los nervios se puede percibir también hormigueo, debilidad o entumecimiento en el brazo o en la mano.

Por si fuera poco el dolor de cervicales puede ir acompañado de otros síntomas como los siguientes:

  • Dolor de cabeza.
  • Pitidos en los oídos.
  • Problemas de visión.
  • Fiebre.
  • Nauseas, vómitos o vértigos.
  • Cansancio.

Por supuesto es aconsejable que ante el dolor cervical la primera opción sea la de acudir al médico, no solo para que trate el problema, sino para que pueda diagnosticar si este padecimiento es síntoma de alguna otra enfermedad como veremos a continuación.

Dolor de cervicales, qué enfermedades lo pueden causar

Lo más habitual es que el dolor de cervicales se produzca por una mala postura ya sea en el trabajo, al dormir o en cualquier otro momento del día. No hay que confundir este dolor con el dolor de cabeza por cervicales.

No podemos pasar por alto que en algunos casos su origen es un accidente de tráfico o de otro clase, como una caída.

Pero también aparece como síntoma de alguna enfermedad como las siguientes:

  • Osteoporosis. Esta enfermedad causa una pérdida del tejido óseo y provoca que los huesos sean más frágiles, lo que pudiera ocasionar una pequeña fractura de la columna.
  • Artritis cervical. La inflamación de las articulaciones de los huesos de la zona podrían ocasionar esta clase de dolor.
  • Hernia cervical. Puede ocasionar las molestias que estamos comentando.
  • Estenosis raquídea. Consiste en un estrechamiento del conducto raquídeo.
  • Osteomielitis. Es una infección en los huesos de la zona ocasionada por bacterias u otro tipo de microorganismos.
  • Disquitis. Es una inflamación en el espacio que corresponde a los discos intervertebrales.
  • Meningitis. Esta grave enfermedad puede tener entre sus síntomas el dolor o la rigidez del cuello, así que si se acompaña de dolor de cabeza, fiebre o vómitos es necesario que se acuda rápidamente al médico.
  • Cáncer. Si se encuentra localizado en la zona de las cervicales puede ocasionar dolor.

Ahora ya conoces qué enfermedades se pueden esconder detrás del dolor de cervicales, lo mejor si lo padeces es que acudas al médico para que efectúe un diagnóstico, no lo dejes.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action