Dolor ciática, ¿por qué a mí?

Dolor ciática: un buen día te despiertas por la mañana, intentas poner un pie en el suelo y, de pronto, te encuentras tumbado, con una de tus piernas totalmente rígidas, un intenso dolor se extiende por la espalda y estás tan asustado que no puedes ni siquiera pedir ayuda. ¿Te ha ocurrido alguna vez? Hoy hablamos del dolor de la ciática, en qué consiste y, muy importante, qué puedes hacer para aliviar ese dolor de ciática que se ha colado en tu vida sin darte cuenta. 

dolor ciática

Dolor ciática: ¿en qué consiste?

Según el reputado entorno web “Spine Health” el dolor de la ciática se caracteriza por ser un tipo de dolor tan fuerte y agudo que puede impedir completamente el movimiento; es lo que te contábamos en la introducción sobre caerte en el suelo y no poder levantarte, doblarte para coger algo del suelo y no poder reincorporarte, etc.

En la mayoría de los casos, el dolor de la ciática suele afectar a una sola de nuestras piernas; el dolor comienza en uno de los lados de la zona lumbar en forma de pinchazo agudo que va irradiando hacia delante, hacia la pelvis, y hacia atrás, hacia el coxis, la parte posterior de los muslos, el tobillo y, por fin, el dedo gordo del pie afectado.

Una vez pasada la primera fase de la crisis, el dolor de la ciática se asienta en uno de los dos glúteos (es raro que afecte a los dos, aunque puede pasar), va irradiando por la pierna envolviéndola y afectando a la parte posterior de los tobillos. El dolor de ciática deja de ser tan agudo, pero no se describe como dolor sordo o difuso; está muy presente y suele “saludar” de vez en cuando con agudos pinchazos de dolor.

La persona que sufre dolor de ciática suele ver aliviado su dolor cuando se acuesta o camina y empeora si se ve obligada a estar de pie o tiene que andar muy despacio.

Dolor ciática: ¿cuáles son sus causas?

El dolor de la ciática se produce porque el nervio ciático se pinza, se comprime. Hay varios problemas que pueden producir ese pinzamiento del nervio ciático que produce el agudo dolor de la ciática, por ejemplo:

  • La hernia discal. La hernia discal lumbar es una de las causas más comunes del dolor de la ciática.
  • La discartrosis. La discartrosis es la degeneración de los discos vertebrales situados en la región lumbar de nuestra espalda. La discartrosis se suele asociar con el paso del tiempo, es decir: con la vejez.
  • La sacroileítis. Las afecciones del sacro o sacroiletítis también producen esa sensación aguda e incapacitante llamada dolor ciática.

Dolor ciática: ¿cuáles son sus tratamientos?

Los tratamientos del dolor de la ciática dependerán del tipo de afección que ha causado el dolor: medicamentos, ejercicio físico controlado como la natación, masajes terapéuticos y, por supuesto, tratamientos de calor infrarrojo y movimientos vibracionales basados en la tecnología de Andulación®.

 ¿Quieres comprobar ahora si la Andulación® te puede ayudar a aliviar el dolor de la ciática? Haz ahora nuestro Test del Dolor. Es gratuito, sencillo y no te llevará nada de tiempo. ¡Pulsa aquí!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action