18 de noviembre: Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos

El 18 de noviembre se celebra el llamado EAAD, siglas en inglés del Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos, una fecha de concienciación y difusión de los riesgos que implica el mal uso de estos fármacos vitales para la salud. El objetivo fundamental de las diferentes campañas y actividades que se celebran este día es recordar y concienciar a la población de que consumir antibióticos sin necesidad, en exceso o sin la debida prescripción facultativa se ha convertido en un grave problema de salud pública que es necesario atajar.

Día Internacional Antibióticos


La OMS alerta

En abril de 2014 la OMS – Organización Mundial de la Salud – publicaba el que es el primer informe mundial sobre el uso y abuso de los antibióticos y sus consecuencias negativas para la salud pública. En este informe titulado “Resistencia a los antimicrobianos: informe mundial sobre la vigilancia” la OMS reúne las conclusiones de un ambicioso estudio que realizó en 114 países del mundo destacando que:

  • La resistencia a ciertos antibióticos que ha desarrollado gran parte de la población mundial la hace especialmente vulnerable a siete de los agentes infecciosos que provocan afecciones tan graves como la septicemia o la neumonía.
  • En los países que llevan más tiempo abusando de los antibióticos al menor síntoma, su población se ha vuelto prácticamente inmune a los fármacos que erradican enfermedades como la gonorrea o la neumonía. Además, se ha detectado que existen cada día más pacientes que han desarrollado defensas naturales contra los antibióticos que se utilizan para tratar enfermedades tan graves como el SIDA o la tuberculosis.
  • La mayor parte de los países carecen de un programa eficaz de prevención ante el uso indiscriminado de antibióticos tanto por parte de la población general, como por parte de sus profesionales médicos.


¿Antibióticos al menor síntoma?

Hace más de una década, las diversas investigaciones y estudios sobre salud pública dieron la voz de alerta hacia la tendencia mundial a consumir antibióticos al menor síntoma de afección o enfermedad. En este sentido los documentos informativos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España advierten a la población de que:

  • Los antibióticos son eficaces contra las enfermedades causadas por bacterias no por virus. La gripe y el resfriado, por ejemplo, son enfermedades víricas que no se deben tratar con antibióticos.
  • Tomar antibióticos sin la debida prescripción facultativa supone un grave riesgo para la salud.
  • Utilizar antibióticos sin necesidad o en exceso afecta a las defensas de nuestro organismo y minimiza o elimina su efecto terapéutico a medio y largo plazo. Al ingerir una y otra vez antibióticos para luchar contra el dolor y el malestar, lo que realmente conseguimos es que nuestro organismo se acostumbre a estas sustancias y se vuelva resistente a los fármacos e incapaz de luchar contra afecciones más graves que podamos sufrir en el futuro.


Métodos alternativos a los antibióticos

Combatir el dolor y el malestar provocado por las enfermedades es una de las principales razones que explican el uso excesivo o indebido de los antibióticos. Es importante que la población conozca y utilice tanto los medicamentos adecuados a cada afección como los métodos alternativos que reduzcan el dolor, refuercen las defensas y preparen al organismo para luchar eficazmente contra las dolencias y afecciones. Merece la pena considerar la utilización de medios alternativos a los antibióticos que nos ayuden a vivir sin dolor.





New Call-to-action




Post relacionados: