Depresión, ¿cómo puedo salir del pozo?

Sin ganas de vivir, sin ilusión por nada, pensamientos negativos todo el tiempo, incapacidad para llevar lo que se considera una vida normal, tristeza constante, problemas de sueño o solo querer dormir, vacío, dolor, soledad, ideas horribles… De esta manera y de muchas más se siente una persona que sufre depresión. Aun así, se puede salir de esta situación: de hecho muchas personas lo hacen, te mostramos cómo.

depresión

La depresión, una enfermedad que va en aumento

Según la OMS, la Organización Mundial de la Salud, la depresión es una de las principales causas de discapacidad hoy en día en el mundo, sin embargo según este mismo organismo para el año 2030 será la primera.

En España la depresión afecta a un 10% de sus habitantes, teniendo el doble de casos en la población femenina que en la masculina.

En el aumento de casos se consideran tres factores como los principales responsables, una mayor esperanza de vida, el estrés y el consumo de tóxicos y fármacos.

Decíamos al principio que este tipo de pacientes se sienten muy solos, pero como vemos en otro sentido no lo están ya que son muchos los que sufren también esta especie de peste del mundo actual.

Consejos para salir de la depresión

  • Ayuda. La primera ayuda que necesita recibir una persona con depresión es la profesional. Habla con tu médico para que pueda hacer una valoración inicial de tu estado emocional. Después este te derivará a un profesional de la salud mental, dependiendo de tu caso puede ser un psiquiatra o un psicólogo. Una vez que visitas su consulta hay dos cosas fundamentales que debes hacer. Ser sincero y expresarle abiertamente cómo te sientes, y seguir rigurosamente sus instrucciones. 
  • Familia. Los familiares son un apoyo fundamental para quienes sufren esta enfermedad. Pero hay que ser realistas y no esperar de ellos más de lo que pueden dar, tampoco hacerles pagar tus frustraciones. Comparte con ellos tus sentimientos pero sin que se sientan abrumados. No olvides agradecerles de vez en cuando su ayuda. 
  • Exterior. Cuando se pasa por una depresión no se quiere salir fuera de casa, no se cuenta con el ánimo necesario para arreglarse, abrir la puerta y disfrutar de salir al exterior. Craso error que solo aumenta el problema. Hay que intentar ir a la calle, si es posible a la naturaleza y una ver fuera realizar actividades que te hagan sentir bien. Una de las mejores es sin duda el ejercicio. Al realizarlo tu cerebro produce sustancias como las endorfinas que mejoran el humor, ya que aumentan la sensación de bienestar. Pero también puedes salir a dar una vuelta, ir al cine, a cenar o de compras.





New Call-to-action




  • Aislamiento. El instinto de la persona deprimida es querer estar solo, aunque sea precisamente la sensación de soledad una de las que más daño le hacen. Por eso es importante que te esfuerces por estar acompañado y porque tus conversaciones giren en torno a aspectos positivos. Rodéate de personas que sumen, y disfruta de su compañía.
  • Dieta. Una alimentación saludable hará que te sientas más fuerte y con más ganas de hacer cosas. Elimina de ella en la medida de lo posible la cafeína y prescinde del alcohol.
  • Tú. Lo primero que hay que hacer para salir de la depresión es querer hacerlo. Plantéate seriamente por qué la vida merece la pena, mira a tu alrededor y seguro que descubres razones para luchar. Ponte la meta de sentirte cada día un poco mejor y trabaja por ello.

La depresión puede ser un pozo tan hondo que en ocasiones te costará tocar fondo, pero estamos convencidos de que si pones en práctica estos consejos conseguirás salir a flote.

 

Post relacionados: