Cura tibetana del ajo: testimonios de su eficacia [+PDF]

En el blog de las personas que viven con dolor nos gusta mantener la mente abierta a esos tratamientos naturales que mejoran nuestra salud; tratamientos basados en productos naturales que ya utilizaban los seres humanos de épocas pasadas para combatir enfermedades y afecciones que afectan a nuestra calidad de vida. Hoy nos gustaría profundizar en un alimento que, además de ser uno de los ingredientes imprescindibles de nuestra saludable dieta mediterránea, ha demostrado su actividad terapéutica desde hace miles de años: el pequeño y humilde ajo.

En este post veremos testimonios de la cura tibetana del ajo en forma de los 5 beneficios de esta cura. También puedes descargar este artículo sobre la cura tibetana del ajo en forma de PDF.

Cura tibetana ajo

La cura tibetana del ajo: testimonios

Como sabes, el bulbo del ajo ha sido uno de los ingredientes principales de multitud de remedios caseros para combatir enfermedades, heridas y afecciones de todo tipo. En todas las culturas encontramos diferentes fármacos naturales que utilizan el ajo como parte esencial de la receta, pero hoy vamos a fijarnos en uno de los tratamientos más de moda en los últimos meses: la cura tibetana del ajo.

Esta cura consiste en preparar una especie de jarabe a partir de dos elementos: un cuarto de litro de alcohol puro de 70 grados y unos trescientos cincuenta gramos de ajos. Pelamos bien los ajos, los machacamos con un mortero, introducimos la pasta en una botella con el alcohol, agitamos bien, cerramos la botella herméticamente y la guardamos en el frigorífico durante un mínimo de diez días. Pasado ese tiempo, filtramos el líquido de la mezcla antes de pasarlo a otra botella limpia, volvemos a tapar y a dejar en la nevera durante otros tres o cuatro días más.

Cuando haya trascurrido ese tiempo de reposo necesario ya podemos utilizar nuestro remedio tibetano a base de ajo. Este preparado se toma en gotas y una media hora antes de las tres comidas principales del día, el desayuno, la comida y la cena y según van pasando los días se va incrementando el número de gotas a tomar.  Los expertos advierten que es muy importante seguir las instrucciones de las tomas para que el remedio sea eficaz y no tenga efectos secundarios adversos.  ¿Nuestro consejo?: consulta con un especialista en herboristería y remedios naturales antes de probar esta cura tibetana y, por supuesto, sigue sus instrucciones al pie de la letra.

5 beneficios de la cura tibetana del ajo

La cura tibetana del ajo tiene distintos efectos beneficiosos para nuestra salud, en particular:

  • El ajo contiene ácido sulfhídrico, una sustancia que ayuda a que la sangre fluya por nuestras venas y arterias; la cura tibetana del ajo es eficaz, entonces, para prevenir ciertas afecciones o enfermedades cardiovasculares.
  • El ajo es un excelente depurativo natural por lo que nos ayuda a mantener nuestro peso ideal, pero también a eliminar la retención de agua que hace que nos sintamos hinchados.
  • La cura tibetana del ajo nos ayuda a digerir mejor los alimentos, pero además es capaz de eliminar ciertas bacterias dañinas que viven en el intestino y producen síntomas tan molestos como la flatulencia, el dolor o la hinchazón abdominal.

Recuerda que puedes descargar gratuitamente este artículo sobre la cura tibetana del ajo en formato PDF.



New Call-to-action




  • El ajo es un excelente antibiótico natural que tiene el poder de eliminar tanto virus, como bacterias.
  • La cura tibetana del ajo también puede ayudar a las personas con enfermedades crónicas que sufren dolor a diario ya que el ajo es un excelente antiinflamatorio natural.

¿Ya conocías la cura tibetana del ajo? ¿La has probado alguna vez?

 

Post relacionados: