Cosentyx: nuevo medicamento para la EA

Durante el año 2015 una importante noticia médica pasó desapercibida en los medios de comunicación del entorno euro: la aprobación por la Comisión Europea de un nuevo medicamento de la conocida empresa farmacéutica Novartis: el Cosentyx o Secukinumab. Este nuevo fármaco está especialmente indicado para tratar parte de los síntomas de dos enfermedades reumatológicas crónicas: la espondilitis anquilosante (EA) y la artritis psoriática moderada o grave. Pero además de resultar eficaz contra el dolor y la inflamación, este nuevo medicamento biológico llamado Cosentyx es capaz de frenar el avance de estas enfermedades y evitar, así, el deterioro físico y emocional de miles de pacientes en todo el mundo. 

Novartis

Novartis es una de las empresas farmacéuticas más activas en los campos de la innovación y el desarrollo, pero además es bien conocida por colaborar con distintas ONG en el tratamiento farmacéutico en países pobres y con menor acceso a tratamientos médicos y farmacéuticos de calidad.





New Call-to-action




Cosentyx, un nuevo medicamento biológico

Según declaraciones de la farmacéutica Novartis, Cosentyx sería el primero de los medicamentos biológicos capaz de inhibir los niveles elevados de la interleuquina-17A (IL-17A) una de las proteínas solubles de nuestro organismo que están implicadas en diversas enfermedades reumatológicas. Al parecer, este nuevo medicamento biológico actuaría en el organismo de los pacientes con espondilitis anquilosante y artritis psoriática reduciendo significativamente los niveles de IL 17 y minimizando muchos de los síntomas que estos altos niveles producen, entre ellos la inflamación y el intenso dolor.

En enero de 2015 Cosentyx fue finalmente aprobado por la Comisión Europea, lo que supuso la puesta en marcha del proceso de comercialización y administración del fármaco a los numerosos pacientes europeos. Se trata de un hito especialmente importante en la historia del tratamiento médico de la espondilitis anquilosante ya que hace más de 16 años que no aparecía en el mercado un medicamento nuevo que paliase los síntomas de la enfermedad, detuviese su avance y evitara la progresiva pérdida de calidad de vida de los muchos pacientes que sufren actualmente esta dolorosa enfermedad incapacitante.

Post relacionados: