Cómo aliviar el dolor de ciática: ¡toma buena nota!

¿Has padecido ciática alguna vez? Es muy probable ya que es una afección muy común. Si te vuelve a suceder o te ocurre por primera vez lo más importante es que sepas cómo actuar de forma adecuada. Por eso te mostramos cómo aliviar el dolor de ciática.

como aliviar el dolor de ciatica

¿Qué es la ciática?

Antes de saber cómo aliviar la ciática tenemos que definir el problema. Cuando hablamos de ciática lo hacemos del dolor, del entumecimiento, del hormigueo o de la debilidad que tienen su origen en la presión sobre el nervio ciático o por una lesión.

No podemos considerar que la ciática sea una enfermedad, sino más bien es el síntoma de alguna otra.

El nervio ciático comienza en la zona lumbar y posteriormente desciende por la cara posterior de cada una de las piernas. Este nervio tiene una importante función ya que controla los músculos situados en la parte trasera de la rodilla y también a los que se encuentran en la parte de abajo de la pierna.

Los problemas que suelen esconderse detrás de la ciática de forma más habitual son los siguientes:

  • Hernia discal.

  • Síndrome piriforme.

  • Estenosis raquídea.

  • Tumor.

  • Lesión en la zona de la pelvis.

Cuando sufrimos de ciática el dolor no siempre es igual, ni siquiera en cuanto a intensidad. Puede ser un pequeño dolor o de más intensidad, pero también se puede sentir hormigueo o ardor en la zona.

El dolor suele sentirse con mayor frecuencia en la zona del costado. Pero también en la pierna o en la cadera. No olvidemos que puede incluso llegar hasta la planta del pie.

En ocasiones el afectado sentirá como una especie de calambre que le imposibilite en ese momento continuar con la marcha.

El dolor suele empezar de forma más leve e ir aumentando con los días, además hay ciertas actividades que es posible que lo empeoren como el reanudar y detener la marcha, al doblarse hacia la espalda, por la noche o incluso al toser o al reír.

Cómo aliviar el dolor de ciática

Con lo que hemos visto ya tenemos más claro en qué consiste este problema, veamos ahora cómo aliviar el dolor de ciática.

Los más afortunados no precisarán recibir ninguna clase de tratamiento y en poco tiempo el problema se solventará por sí mismo.

En caso contrario una gran ayuda es aplicar hielo, durante los tres primeros días, y luego sustituirlo por calor.

También son muy útiles los analgésicos y los antiinflamatorios para combatir el dolor y la inflamación. En principio si nos encontramos más o menos bien no es necesario hacer reposo, eso sí lo mejor es bajar la actividad los primeros días, y procurar no levantar peso o ni realizar esfuerzos, principalmente para no agravar el problema.

Cuando ya ha pasado la crisis es bueno realizar ejercicios que contribuyan a que no vuelva a aparecer la ciática. También puede ser interesante visitar a un fisioterapeuta para que nos ayude con la dolencia.

Asimismo, la Andulación, una técnica que combina las vibraciones con el calor infrarrojo es de gran ayuda sobre todo si el problema tiene su origen en una hernia discal.





New Call-to-action




En principio con todo lo que hemos visto la ciática se verá aliviada en pocos días. De no suceder así, es bueno que acudamos a nuestro médico para que pueda evaluar nuestro estado de salud y pueda comprobar qué tratamiento nos da respuesta a cómo aliviar el dolor de ciática.

Post relacionados: