Combate la fatiga mental: actividades para ejercitar tu mente

Llegas a casa sintiendo un gran cansancio, te duele la cabeza y lo único que quieres es sentarte y no hacer nada. Te da pena desaprovechar así el poco tiempo libre que te deja el trabajo o las tareas domésticas pero tan sólo pensar en poner en marcha tu cerebro te causa rechazo.

Para combatir la fatiga mental hay que ponerse en marcha

Cuando estás tan fatigado, entiendes esos comentarios que oyes tanto en la oficina, esos compañeros que encienden la televisión nada más poner el pie en el salón y ven el primer programa que pasan, sin molestarse ni en hacer zapping.

Y, sin embargo, la televisión lo que va a conseguir en embotar un poco más tus neuronas. Hay muchas otras actividades alternativas que van a conseguir despertar tu interés para que puedas sacudirte el sopor y el cansancio.

Hoy te traigo una serie de actividades y trucos para ejercitar tu mente, ¿estás preparado?

Haz lo que te guste

Tus horas y días libres dan para mucho aunque a veces te parezca que se pasan volando. Si sigues una mínima rutina, si organizas tu tiempo de ocio de una manera similar al tiempo de trabajo, conseguirás llevar a cabo muchas más cosas.

Hacer ejercicio o practicar algún deporte, en solitario o con otras personas, es una de las mejores fórmulas para desconectar. Intenta dejar de darle vueltas a los problemas del día y céntrate en la respiración, en el paisaje o en la charla con tu acompañante. Gracias al esfuerzo que haces, tu cerebro libera adrenalina, una sustancia que hará que te sientas mejor.

Sal, échale un vistazo a la cartelera de cine o de teatro, queda con algún amigo para tomar algo, date un paseo. Regálate alguna actividad novedosa de cuando en cuando, te pondrá de buen humor y tu cerebro disfrutará con el reto.

Juegos para la mente

Para ejercitar tus neuronas sin exigirlas demasiado, nada mejor que los juegos mentales. Crucigramas, pasatiempos, sopas de letras o sudokus son buenos acompañantes para despejar la cabeza.

Lo mejor es que elijas la tipología que más te guste y que, cuando te sientas preparado, te atrevas con otro tipo de juegos que quizás no se te den tan bien. La lista es larga: juegos de razonamiento matemático, de memoria, de lógica e ingenio, de agilidad mental o de inteligencia verbal.

Mejora las condiciones de trabajo

Muy a menudo, la causa de la fatiga mental no es la carga de trabajo ni el nivel de concentración que este requiere. La culpa la tiene el ambiente en el realizamos nuestras funciones: la iluminación, el ruido, la calidad del aire o la climatización, el equipamiento del puesto; si el mobiliario es ergonómico o no.

En la medida de lo posible, tienes que intentar que todos estos factores sean lo más favorables para tu cuerpo y mente, es decir, para tu salud.

Alimentos energéticos

Un buen “chute” de energía es uno de los mejores remedios para combatir la fatiga mental.

No salgas de casa sin haber desayunado, es una comida fundamental para empezar el día con vitalidad. Hoy en día, hay decenas de opciones, desde fruta, yogur y cereales hasta tostadas, galletas, bollos, mermelada, miel o algo salado como una barrita con tomate y aceite.

Las bebidas energizantes son un falso amigo. A priori tienen efectos euforizantes pero las sustancias como la cafeína o la taurina sobreestimulan tu sistema nervioso y, a la larga, son contraproducentes para el organismo. Además, su aporte calórico es muy elevado.

Lo que sí puedes hacer es tu propia bebida energizante con plátano y espinacas, jengibre y cúrcuma, agua de coco o naranja con semillas de lino, ¡mucho más saludables y refrescantes!

 

Post relacionados:

 

dolor de espalda