Ciática: nutrición que deberías seguir

Cuando tenemos cualquier clase de enfermedad lo normal es disponer de diferentes opciones a la hora de seguir un tratamiento, tanto médicas como alternativas. Entre estas últimas y sin pasar por alto las primeras, contamos con un gran aliado a la hora de prevenir y mejorar ciertos padecimientos, estamos hablando de los alimentos. En este artículo aprenderemos cuál es para la ciática, nutrición la mejor.

ciatica nutricion

Qué es la ciática

Brevemente describiremos la ciática como la irritación del nervio ciático lo que acarrea que quien la sufra sienta dolor en la parte baja de la espalda que puede extenderse por la pierna hasta llegar al pie.

Es un padecimiento muy frecuente y está detrás de un gran porcentaje de las consultas médicas y de las bajas laborales.

Ciática: nutrición, ¿por qué es tan importante?

Las personas que padecen ciática habitualmente deben tratar de tener una alimentación lo más saludable posible, llevando una dieta sana y equilibrada, ya que puede ser una pieza esencial no solo a la hora de aliviar este padecimiento, sino de prevenirlo. Contribuyendo en gran manera a paliar los dolores.





New Call-to-action




Además, una de las razones que se esconden detrás de este problema es el sobrepeso por lo que la nutrición para la ciática puede contribuir asimismo a que el paciente baje de peso y que por ende mejore su condición física.

No podemos tampoco olvidar que cuando se pierde un poco de peso es más sencillo el hacer deporte lo que también incide en menos episodios de crisis y también ayuda a que no empeore.

Ciática: nutrición, ¿cuál es la adecuada?

Es importante tener en cuenta que hay ciertas carencias que pueden propiciar el que se sufra con más frecuencia:

  • Magnesio. Este mineral es fundamental ya que sirve para nutrir las fibras nerviosas y de los músculos. Lo encontrarás por ejemplo en las espinacas, las almendras o el arroz integral.
  • Vitamina B. Son imprescindibles para que funcionen de la manera adecuada todos los órganos de nuestro cuerpo y especialmente los músculos y los nervios. No pases por alto que muchas neuralgias son producidas por la falta de vitaminas del grupo B. Las encontrarás entre otros alimentos en los cereales integrales, las legumbres o las manzanas.
  • Vitamina C. Al parecer existe evidencia científica que relaciona la producción de colágeno con el desgaste de los discos lumbares que acabaría ocasionando la comprensión del nervio ciático. La vitamina C es fundamental para que se forme el colágeno. La puedes encontrar en los cítricos, las fresas o el brócoli.
  • Omega 3. Este ácido esencial es muy importante ya que protege lo nervios y es antiinflamatorio. Te recomendamos las nueces, el salmón o el atún.

Asimismo, es fundamental que hagas de vez en cuando una dieta depurativa para que puedas eliminar de tu cuerpo todas las sustancias de deshecho y toxinas que se acumular en las articulaciones que pueden provocar que padezcas ataques de ciática.

Una dieta depurativa puede consistir en comer solo fruta durante uno o dos días, pero consulta siempre con tu médico cuál es la mejor manera de llevarla a cabo y por supuesto si es recomendable en tu caso.

Es muy conveniente incluir alimentos antiinflamatorios en la dieta de forma habitual, como la cebolla, la papaya, la col, el brócoli o el jengibre.

No olvides prescindir en la medida de lo posible de los alimentos basura, los que sean muy grasos, el alcohol, la cafeína y los dulces. En general como comentábamos, llevar una dieta sana y equilibrada.

Como hemos visto la nutrición para la ciática es muy importante, pon en práctica todos los consejos que te hemos dado y verás cómo mejora tu estado.

 

Post relacionados: