Cervicalgia aguda, preguntas y respuestas

Hoy en nuestra sección “Conoce tu enfermedad” vamos a dedicar nuestra atención a la cervicalgia aguda, una afección muy común en una sociedad dominada por las prisas, el estrés, el sedentarismo y la falta de higiene postural. Hoy hablamos de la cervicalgia aguda de forma muy práctica: aprendiendo cuáles son sus síntomas, sus causas principales y, por supuesto, los diversos tratamientos que aliviarán nuestro dolor.

600cervicalgia-aguda

Cervicalgia aguda: ¿qué es?

Existen muchas definiciones sobre el término cervicalgia aguda o, simplemente, dolor cervical. Una de las definiciones más claras que hemos encontrado proviene de un entorno web caracterizado por su rigor y sencillez: MedLine Plus, la web del NIH, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. En este portal, sus expertos definen cervicalgia aguda como una molestia en las estructuras del cuello, como los nervios, los discos intervertebrales, los huesos y los músculos.

¿Cuáles son sus síntomas principales?

En latín el sufijo –algia significa literalmente “dolor” y ese es, precisamente, el síntoma principal del tema que nos ocupa: la cervicalgia aguda, un dolor agudo, punzante o quemante en el cuello que puede irradiar hacia la cabeza, los hombros, los brazos, etc. Así, el principal síntoma de una cervicalgia aguda es un dolor intenso y de corta duración que se puede aliviar trabajando sobre la causa directa de la afección.

Otros síntomas que acompañan esta afección son menos intensos, pero igualmente molestos para la persona que sufre una crisis de cervicalgia: sensación de rigidez, hormigueo en los brazos y las manos, inestabilidad, mareos, trastornos del sueño, irritabilidad, estrés

¿Cuáles son sus causas?

Hay muchas causas que pueden provocar ese intenso dolor característico de la cervicalgia aguda, pero las principales podrían ser las siguientes:

  • Presencia de patologías crónicas como la fibromialgia, la artritis o la osteoporosis.
  • Lesiones deportivas.
  • Accidentes de tráfico (los típicos choques desde atrás).
  • Adopción de malas posturas al dormir, leer, utilizar el móvil, trabajar delante del ordenador, etc.

Cervicalgia aguda: ¿Cuáles son sus tratamientos?

Afortunadamente, existen varios tratamientos que podemos utilizar solos o combinados para aliviar el dolor y el resto de síntomas de la cervicalgia aguda serían los siguientes:

  • Medicamentos analgésicos y antiinflamatorios y analgésicos.
  • Collarines. Utilizar un collarín que limite el movimiento del cuello durante los primeros días de una cervicalgia aguda es eficaz para aliviar la inflamación y, así, el dolor.
  • Sesiones de fisioterapia enfocada a aliviar el dolor de esta delicada parte de nuestra anatomía. Este tratamiento es muy eficaz para aliviar los principales síntomas de la cervicalgia aguda, pero nuestro consejo es que siempre te pongas en mano de un fisioterapeuta o de un quiropráctico profesional; recuerda que el cuello es una zona de los puntos débiles de nuestro valioso organismo.
  • Ejercicios terapéuticos  para movilizar y aliviar la presión en las cervicales comprometidas por la cervicalgia aguda.
  • Sesiones de Andulación®. Recuerda que los dispositivos que utilizan la tecnología de la Andulación® son muy eficaces a la hora de aliviar el dolor agudo, pero también son perfectos para aliviar el resto de síntomas que acompañan a una cervicalgia aguda: trastornos del sueño, nerviosismo, irritación, malestar general, etc.  

Si sufres cervicalgia aguda, no te resignes, contacta con nosotros y solicita una sesión gratuita de Andulación® en tu propio domicilio. Pulsa aquí para empezar a tomar  medidas para aliviar ese dolor cervical que está afectando a tu calidad de vida.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action