Cansancio crónico: no dejes que condicione tu vida

Ayer has tenido un día tremendo, has madrugado más de lo habitual, la jornada de trabajo también se ha alargado más de lo esperado, luego has ido a hacer deporte y finalmente saliste a cenar. Al final te acostaste muy tarde y hoy te ha tocado volver a madrugar. Seguro que te sientes totalmente agotado y es lógico, sin embargo hay quienes se sienten así todos los días sin necesidad de haber hecho un esfuerzo especial, son quienes padecen cansancio crónico o síndrome de cansancio crónico, si es tu caso te mostramos cómo no permitir que condicione tu vida.

Cansancio crónico

Cansancio crónico: Síntomas

Lo cierto es que decir que una persona con cansancio crónico se siente cansada es una obviedad y además es simplificar demasiado el tema, en realidad son muchos más los síntomas que acompañan a esta enfermedad, a continuación te mostramos lo más habituales:

  • Cansancio constante físico y mental, que no mejora con el descanso o el sueño.

  • Agotamiento tras un esfuerzo normal, que puede sentirse horas después de realizarse o incluso días.

  • Dolores y debilidad muscular.

  • Fiebre.

  • Dolor de cabeza, de articulaciones y de garganta.

  • Alteraciones del sueño, puede ser insomnio o la necesidad de dormir muchas horas.

  • Problemas en el aparato digestivo.

  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

  • Problemas de memoria y falta de concentración.

  • Mareos.

  • Depresión e irritabilidad.

Además hay diferentes grados:

  • Leve. Permite que el paciente siga llevando una vida casi normal, aunque tienen que hacer un esfuerzo extra para conseguirlo.

  • Moderado. Empiezan a no poder realizar sus actividades, necesitan tomarse varios descansos a lo largo del día. Además no consiguen un buen descanso nocturno.

  • Grave. Solo pueden realizar una pocas tareas, como el aseo diario. Tienen muchos problemas de memoria y concentración. En algunos casos necesitan una silla de ruedas para moverse.

  • Muy grave. El paciente casi no tiene movilidad y necesitan pasar todo el día acostado.

Cómo lograr que el cansancio crónico no condicione tu vida

Es cierto que aquellos pacientes que padecen cansancio crónico en un grado grave o muy grave ven mermada en gran manera su calidad de vida y limitadas las actividades que pueden realizar.

Sin embargo, aquellos que sufren un nivel leve o moderado del síndrome de cansancio crónico pueden luchar porque la enfermedad condicione su vida lo mínimo posible. Te mostramos a continuación unos cuantos consejos para conseguirlo:

  • Alimentación. Tener una dieta sana y equilibrada te permitirá disponer de las fuerzas necesarias para afrontar el día a día. Prescinde de los alimentos pesados y de los excitantes.

  • Ejercicio. Aunque pueda parecer una contradicción el ejercicio es muy beneficioso cuando se padece esta enfermedad ya que te da energía y mejora tu estado de ánimo.

  • Descanso. Procura dedicar tiempo a descansar, no solo de noche, sino también trata de tomarte pequeños períodos a lo largo de la jornada para reponer fuerzas.

  • Compañía. Cuando no nos encontramos bien tendemos a aislarnos, esto es muy poco aconsejable, aprovecha la compañía de tus familiares y amigos para pasar buenos ratos. Procura que sea un tiempo para olvidarte de tu problema.

  • Buen ánimo. Sabemos que no es fácil, pero trata de mantener el sentido del humor y de disfrutar de lo que sí puedes hacer.

Si pones en práctica estos consejos seguro que consigues sobrellevar mejor el cansancio crónico.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action