Artrosis de rodilla síntomas y ejercicios recomendados

Según la Sociedad Española de Reumatología, la artrosis de rodilla afecta a prácticamente el 100% de hombres y de mujeres mayores de 50 años. Se trata de una enfermedad crónica que afecta a la articulación de una o las dos rodillas.

Artrosis de rodilla síntomas básicos

Los síntomas básicos de la artrosis de rodilla son: alteración del aspecto de la o las rodillas, dificultad de movimiento y, sobre todo, el síntoma que solemos tratar en este blog: el dolor.

artrosis rodilla ejercicios recomendados

Hoy por hoy la artrosis de rodilla es una enfermedad incurable, pero sí existen tratamientos eficaces que pueden aliviar sus síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas que la sufren. Fármacos, terapia de Andulación, fisioterapia…, son algunas de las armas para tratar los síntomas de la artrosis de rodilla, pero también existen algunos ejercicios recomendados por las clínicas y los expertos en rehabilitación que pueden ayudarte a mantener esa actitud positiva tan indispensable para vivir con dolor.

Si te han diagnosticado artrosis de rodilla, los siguientes ejercicios recomendados por el blog de las personas que viven con dolor te serán de gran utilidad. Toma nota:

Ejercicio 1. Extensión de rodilla

Ante la artrosis de rodilla, uno de los ejercicios recomendados para aliviar los síntomas es la típica extensión. Es un ejercicio muy sencillo, sólo necesitarás un banco, una camilla o una mesa alta:

  • Siéntate de forma que tus muslos estén bien apoyados y tus piernas cuelguen por el borde sin que tus pies lleguen a tocar el suelo.
  • Levanta la rodilla hasta que la articulación de la rodilla esté completamente estirada y baja lentamente la pierna. Vigila que mientras haces el ejercicio el muslo de la pierna que levantes no se despegue de la mesa o la camilla.
  • Repite el ejercicio 15 veces con cada una de las piernas.

Ejercicio 2. Extensión de rodilla con tensión muscular

El segundo ejercicio es una variación del anterior y es recomendable que los hagas seguidos:

  • Sentado, levanta la rodilla lentamente y extiéndela bien hasta donde te permita la articulación dañada.
  • Ahora extiende bien el pie de la pierna levantada intentando que tus dedos sigan la trayectoria horizontal de la rodilla. Mantén esa postura entre cuatro y cinco segundos tensando bien los músculos de los muslos, las pantorrillas…
  • Desciende la pierna, repite el ejercicio 15 veces y haz lo mismo con tu otra pierna.

Ejercicio 3. Mejorar la musculatura de la rodilla

Para mejorar la estabilidad de las personas afectadas por artrosis de rodilla es muy recomendable reforzar los músculos que hacen que nuestra rodilla se mueva, especialmente el cuádriceps – responsable del movimiento de extensión- y los músculos femorales o isquiotibiales que permiten que la rodilla pueda flexionarse.

Si estás en las primeras fases de la artrosis de rodilla y padeciendo gravemente sus síntomas, uno de los ejercicios recomendados más útiles será el siguiente:

  • Cálzate unos deportivos que te cubran la zona de los tobillos, siéntate en una silla y coloca un taburete con patas delante de ti.
  • Con las rodillas ligeramente flexionadas, estira un poco las piernas y coloca los tobillos en el espacio interior del taburete. Los tobillos deben estar tocando dos o cuatro de las patas del taburete.
  • Toma aire y, despacio, aplica fuerza a tus tobillos como si intentaras separar las patas del taburete. Vigila que tus rodillas no se estén moviendo, son los tobillos los que tienen que aplicar toda la fuerza.
  • Mantén la tensión mientras cuentas hasta diez y relaja.
  • Repite el ejercicio entre diez y quince veces.

Post relacionados:





New Call-to-action