Artritis postraumática, conoce qué te está pasando

Cuando nos damos un golpe además del dolor, después nos puede quedar alguna secuela, que dependiendo de la seriedad del traumatismo será más o menos grave. Una de ellas puede ser la artritis postraumática, te contamos todo lo que tienes que conocer sobre esta dolencia más frecuente de lo que piensas.


artritis postraumática

Qué es la artritis postraumática

Como cualquier otra artritis, la artritis postraumática se caracteriza por la inflamación tanto de las articulaciones como del tejido circundante. Es más habitual en los hombres por el hecho de que se relaciona con el deporte de contacto, que es practicado en mayor medida por el sexo masculino.

Suele darse por un golpe o una herida. La ventaja principal de este tipo de artritis es que a diferencia de otras su carácter suele ser temporal y tiene un muy buen pronóstico de curación.

El daño mecánico de la articulación es causado a su vez por daños en los ligamentos, meniscos, cartílagos, cápsulas articulares o tendones. En muchos casos se da en la rodilla o en el tobillo.

Como decíamos es muy frecuente que se dé al practicar deportes de contacto, por lo que es habitual escuchar hablar de este tipo de problemas en deportistas de élite, que ni muchos menos se ven obligados a abandonar su carrera por este tipo de lesión.

Cuando el traumatismo es más grave la articulación se rompe.

En el caso de la artritis postraumática como en la mayoría de las enfermedades es esencial actuar cuanto antes, para poder hacerlo es fundamental conocer los síntomas principales, algo que veremos a continuación.

Síntomas de la artritis postraumática

Los síntomas de la artritis postraumática van a depender en buena medida de la gravedad de la lesión.

Cuando se trata de un traumatismo pequeño y repetido en el tiempo a la enfermedad le acompañará un dolor leve junto con una ligera inflamación de la zona afectada. También notaremos que no podemos mover la articulación implicada a plenitud.

Por norma general en estos casos tanto el dolor como la inflamación es más que posible que desaparezcan por sí solos en el plazo de entre 1 y 3 semanas. También notaremos como ambos síntomas van disminuyendo de manera gradual a lo largo de los días que hemos comentado.

Cuando hablamos de artritis postraumática producida por un golpe violento que conlleve una lesión o bien de los ligamentos o del hueso que están cerca de la articulación, en este caso el problema va a revestir una importancia mayor.

Incluso la articulación podría llenarse de sangre de la zona lesionada. En estos casos los síntomas van a depender en buena medida de la zona que ha sido afectada por la lesión.

El dolor y la inflamación suelen ser considerables, junto con bastantes problemas para movilizar la articulación dañada. Por supuesto será imprescindible un adecuado tratamiento médico para solventar la situación

Además, hay que tener en cuenta que por un lado existirá la artritis postraumática y por otro la lesión en el cartílago, los ligamentos o el hueso afectado. Una vez curada la artritis se tendrá que seguir tratando la lesión.

Diagnóstico de la artritis postraumática

Es fundamental un pronto diagnóstico de la artritis postraumática, en algunos caso este no se produce hasta pasados varios meses o incluso años desde que se produjo el traumatismo que la origino, algo que complica bastante el pronóstico.

Lo más importante es que cuando nos damos un golpe, sobre todo si es de consideración, es acudir al médico y contarle con exactitud que síntomas presentamos.

A continuación, es probable que nos interrogue acerca de cómo es exactamente el dolor, si lo sentimos en algún momento del día con mayor intensidad o si lo notamos en otras partes de nuestro cuerpo. Asimismo, también es conveniente que le comentemos en qué instante apareció el dolor, es decir si fue cuando nos hicimos la lesión o al cabo de algunas horas o días.

Después nos realizará un examen físico con el fin de comprobar si la zona está inflamada o enrojecida, además de averiguar si hemos perdido cierta movilidad. Si la articulación afectada se encuentra en las extremidades inferiores es probable que nos pida que caminemos para que pueda observar si se percibe algún efecto al hacerlo.

En muchos casos podría complementar el mencionado examen físico realizando una radiografía o una resonancia magnética para confirmar el diagnóstico.

Una vez que ha sido establecido el correcto diagnóstico es importante determinar cuál es el mejor tratamiento a seguir.

Tratamiento de la artritis postraumática

La artritis postraumática puede ser muy dolorosa, por lo que en primer lugar se debe tratar de paliar este síntoma. No es muy complicado lograrlo ya que habitualmente con medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o la aspirina es posible conseguirlo.

Resulta también de gran ayuda el aplicar frío local en la zona durante las 48 horas siguientes a la lesión para bajar la inflamación.

Aunque cuando el dolor sea de mayor intensidad puede ser necesario el uso de esteroides, que o bien se tomarán de forma oral o que pueden inyectarse en la articulación afectada.

Además, de tratar la lesión con fármacos puede ser preciso utilizar ciertos medios de soporte para la articulación que sirvan para evitar que los daños vayan a más. Pueden ser ciertas plantillas o incluso aparatos ortopédicos que ayuden a soportar la articulación.

En ocasiones será preciso recurrir a la fisioterapia con el fin de fortalecer los músculos circundantes a la articulación.

Cuando existe un derrame serio en la zona se pude probar a punzar la articulación, por un lado se conseguirá disminuir los síntomas y por otro conocer con exactitud el origen de este derrame, ya que en ocasiones puede venir acompañando a la artritis otros problemas.

En un pequeño porcentaje de casos será necesario recurrir a la cirugía con el fin de limpiar el tejido adyacente a la articulación y en los casos más serios para sustituir incluso la propia articulación.

La Andulación puede ser también un tratamiento eficaz para aliviar notablemente este dolor agudo. Entiende cómo funciona haciendo click a continuación.




New Call-to-action




Ahora ya conoces mucho mejor en qué consiste la artritis postraumática y lo que es más importante, el tratamiento a seguir si la padeces.

Post relacionados: