Aprende a combatirel dolor de espalda en la cama

Todos los adultos y algunos niños sufren de vez en cuando episodios de dolor de espalda al levantarse de la cama por las mañanas; eso en sí mismo no es preocupante ya que puede deberse a haber adoptado una mala postura al dormir, a descansar sobre una superficie excesivamente dura o blanda, etc. Pero cuando esa sensación dolorosa se reproduce día sí, día también ha llegado el momento de preocuparnos, acudir al médico y aprender ciertas técnicas que nos ayuden a combatir y controlar ese dolor. Por otra parte – y hablando de las personas afectadas por enfermedades crónicas incapacitantes- tenemos que recordar lo siguiente: aunque todas las enfermedades y patologías reumáticas y musculo esqueléticas son diferentes, muchas de ellas tienen importantes aspectos en común como, por ejemplo, el tema que ocupa hoy estas líneas de nuestro blog: sufrir dolor de espalda en la cama, que a veces puede suponer también dolor de cabeza.

combatir el dolor en la cama

Principales causas del dolor de espalda en la cama

Como te hemos adelantado en la introducción de este artículo, el dolor de espalda en la cama puede tener diferentes causas, veamos las más habituales:

  • El colchón. La causa más común por la que la mayoría de la población sufre problemas de dolor de espalda en la cama es el tipo de colchón sobre el que descansan. Una superficie excesivamente dura o blanda y que no se adapte al contorno de tu cuerpo y a tu peso puede producir molestias y, a la larga, lesiones musculoesqueléticas.
  • La almohada. Una buena almohada no es la más blanda, suave, gruesa o “amorosa”, sino aquella que permita que tu cuello y tu cabeza descansen sin tensionarse.
  • Tu postura corporal. Tanto las personas sanas como las personas que padecemos algún tipo de enfermedad reumatológica o musculoesquelética tenemos que mantener unos correctos hábitos posturales durante el día y, también, durante las importantes horas de descanso nocturno.

Al conocer la causa o causas principales por las que sufrimos dolor de espalda en la cama, nos resultará más sencillo adoptar una serie de medidas que minimicen o reduzcan ese dolor. Elegir un colchón y una almohada adecuados serían los dos primeros pasos a seguir; el tercer paso es revisar las posturas que adoptamos al dormir y corregirlas cuando sea necesario. Lo vemos a continuación.





dolor de espalda





Técnicas para mejorar la postura corporal durante el sueño

Es cierto que cuando estamos dormidos no podemos controlar nuestra postura corporal, pero sí podemos hacerlo en ese estado de duermevela previo al sueño; si en esos minutos procuramos controlar nuestra postura, nuestro cuerpo, poco a poco, se irá acostumbrando a mantenerla durante las horas de descanso nocturno. Si, además, sabemos qué posturas o posturas adoptamos al dormir y qué consecuencias puede tener para nuestra espalda, podremos aplicar algunos trucos que minimicen ese dolor de espalda que sentimos al despertar.

  • Utilizar una almohada extra. Una buena almohada sirve para mucho más que dar soporte firme a nuestro cuello. Si duermes de lado coloca una almohada delgada y mullida entre tus piernas. Esta almohada dará apoyo a la pierna que queda encima por lo que liberarás de tensión la zona baja de la espalda y minimizarás el dolor lumbar.
  • Utilizar una toalla enrollada. Si sueles dormir boca arriba y notas que tu colchón no es capaz de adaptarse para dar soporte a la curvatura natural de la zona baja de la espalda, coloca una toalla enrollada en esa zona. Si además acostumbras a dormir con las rodillas ligeramente flexionadas, coloca otra toalla enrollada o una almohada cilíndrica bajo ellas para que tus piernas descansen mejor.
  • Prescindir de la almohada. Dormir boca abajo no es la mejor postura para evitar el dolor de espalda en la cama, pero si no puedes eliminar esa costumbre elimina la almohada o sustitúyela por un modelo muy fino.

¿Nuestro consejo para combatir el dolor de espalda en la cama? Elegir un colchón que te proporcione un sueño reparador, de calidad y saludable

Post relacionados: