Ansiedad, ¿cómo seguir adelante?

¿Te gustan las películas de terror? Es posible que sí, no está mal de vez en cuando pasar un poco de miedo y estar el tiempo que dura en tensión. Pero a nadie le gusta el sentir esa angustia todo los días de su vida y en cualquier momento. Además, en la mayoría de los casos sabiendo que lo que nos provoca esa situación no es real, al igual que nos sucede cuando vemos una película. Así es como me siento yo, ya que padezco ansiedad, me gustaría contarte cómo trato de seguir adelante.

Ansiedad

Ansiedad: ¿qué es?

La Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés la define como una emoción natural y que tiene parecido con otros estados emocionales como por ejemplo la tristeza, la alegria, el enfado, etc. La ansiedad aparece ante situaciones que percibimos como amenazas y es como una emoción negativa y desagradable. Con tal de hacerle frente y así reducir sus efectos negativos debemos ponernos en alerta.

Sin embargo, cuando experimentamos estos sentimientos sin que exista una razón entonces podemos hablar de ansiedad patológica, como es mi caso.

Cómo vivo con ansiedad

Como es lógico no es una situación sencilla y en ocasiones es la ansiedad la que gana la partida. Pero también es cierto que en otras puedo con ella y tengo algunos días que puedo calificar como normales.

Para conseguir esto último me ha venido bien poner en práctica estos consejos:

  • Descanso. Dormir cada día las horas que necesito me ayuda a estar más relajada, procuro acostarme siempre a la misma hora y hacerlo en un ambiente tranquilo.
  • Comidas. Aquí también intento que mis costumbres cuiden de mí, comidas ligeras y saludables y por supuesto nada de alcohol o bebidas con cafeína.
  • Aprender a relajarme. Intento mediante técnicas de relajación y respiración aprender a controlar mis nervios y no dejar que sean ellos los que me controlen. El ejercicio físico también es muy útil.
  • Organización. Una de las cosas que me estresan mucho es cuando no consigo llegar a todo, entonces comienzo a sentirme nerviosa y llega la ansiedad. Así que lo que hago es afrontar las cosas una por una para no agobiarme. Es decir si tengo 10 tareas que hacer pienso en ellas de una en una y las ordeno de esta forma.
  • Lo que es importante y lo que no. Siguiendo la línea del punto anterior intento tener claro que importa y que no, lo primero lo atiendo como prioridad y lo segundo solo si puedo hacerlo.
  • Decidir. ¿Sabes que una de las cosas que me provoca más ansiedad es tener que decidir ? Cuando me toca hacerlo empiezo a pensar que seguro que tomo la mala decisión, qué ocurrirá si me equivoco y al final me quedo paralizada. Así que intento meditar las cosas pero sin agobiarme, decido y si sale mal no me martirizo.
  • Vida sencilla. He descubierto que el tener una vida llena de cargas y de responsabilidades me llena de ansiedad, por lo que he aprendido a decir que no y a no ocuparme de más cosas de las que puedo.
  • Vida social. Mis amigos me ayudan a relajarme, ojo, siempre que no los utilice para hablar todo el tiempo de mi problema.
  • Ayuda médica. Mi psiquiatra y mi psicólogo son una gran ayuda, procuro poner en práctica sus consejos y tratamientos.

Vivir con ansiedad no es fácil, pero pon en práctica mis trucos y seguro que lo consigues.

Post relacionados:





dolor de espalda