Andulación: cómo te ayudará en tu dolor

¿Qué es la andulación? La Andulación es una novedosa tecnología ideada para conseguir aliviar diferentes tipos de dolor, tanto el crónico como aquel que se presenta agudo y de forma puntual. Tiene como objetivo además de ofrecer a los pacientes una mayor calidad de vida. A continuación veremos cómo te ayudará a lidiar con tu dolor.

andulacion

Qué es la Andulación

La Andulación es una tecnología médica de origen natural que se basa en el comportamiento que tenemos las personas cuando percibimos que una parte de nuestro cuerpo se encuentra dolorida. De forma natural llevamos las manos a esa zona y le damos un masaje. Esa acción combina los beneficios de las vibraciones y el calor. Son precisamente esos efectos los utiliza la Andulación para calmar el dolor, pero utilizados mediante la tecnología más innovadora.

Hay estudios que han demostrado cómo el calor infrarrojo combinado con la vibración mejoran el dolor. Además, su aplicación en el paciente mientras está tumbado y con las piernas elevadas contribuye a que mejore el retorno venoso y favorece la circulación, lo que aumenta los beneficios de la técnica aplicada. Pero no solo eso, sino que también mejora el sistema linfático.

Por supuesto es una técnica indolora, que no es invasiva y que no tiene ningún tipo de efecto secundario.

Cómo te ayuda con tu dolor la Andulación

Aparte de conocer exactamente qué es la andulación, es importante saber que la manera en la que funciona la Andulación es muy sencilla: se encarga de bloquear los impulsos dolorosos mediante la emisión de otros impulsos sensoriales positivos. Es decir, en lugar de llegar a las neuronas los estímulos dolorosos, llegan nuevos impulsos de bienestar producidos por esta tecnología. Este fenómeno se conoce como Gate Control.

Por si fuera poco, es capaz de conseguir que el cuerpo produzca endorfinas que funcionan como analgésicos, lo que también contribuye al alivio del dolor. Conoce cómo puede ayudarte en este vídeo:

Qué enfermedades mejoran con la Andulación

Debemos aclarar que la Andulación por sí misma no cura ninguna enfermedad, sino que contribuye a calmar el dolor y de esta forma a mejorar la calidad de vida del paciente. Para que sea realmente efectiva, la Andulación debe usarse a diario para combatir cualquier patología asociada al dolor crónico.

Es efectiva a distintos niveles:

  • Muscular. En este caso consigue tratar todos aquellas enfermedades que tengan un origen de este tipo, como la fatiga crónica o la fibromialgia, pero también las lesiones producto del deporte o de otras actividades como las contracturas, la tendinitis o los desgarros musculares.

  • Circulatorio. Como decíamos, este tratamiento estimula la circulación sanguínea lo que lleva a que se alivien los dolores musculares y articulares, mejorando las piernas cansadas y las molestias de las varices.

  • Sistema inmunológico. Nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, lo que mejora el sistema inmunológico. Pero además ayuda al sistema linfático y reduce la retención de líquidos. Todo ello lleva a que se rebaje la celulitis y la grasa abdominal.

  • Óseo. Contribuye a mejorar dolencias como la artritis, la artrosis, el lumbago, la ciática, la osteoporosis, el reumatismo o el dolor de espalda.

  • Sistema nervioso. Este tratamiento favorece la liberación de endorfinas lo que provoca una mejora a nivel físico y psicológico y ayuda a mejorar enfermedades como los trastornos relacionados con el sueño, el estrés o el Parkinson.

    Pero además la Andulación provoca que se produzca más ATP, una molécula que da energía a nuestras células por lo que el paciente se encontrará con más vitalidad, algo fundamental a la hora de afrontar cualquier enfermedad.

Son muchos sus beneficios, ¿por qué no aprovecharlos?

New Call-to-action