Alifafe: significado del dolor de espalda al dormir

Todos necesitamos descansar, pero no podemos hacerlo si sentimos dolor de espalda al dormir, ¿es tu caso? ¿Quieres conocer alguna de las causas principales de ese dolor que no te permite descansar las 7 u 9 horas de rigor que nos aconseja el médico? Sigue leyendo…

dolor de espalda al dormir


Dolor de espalda al dormir, al estar sentado, al estar de pie…

Como bien sabes, casi todo el mundo sufre alguna vez de ese dolor de espalda que le impide trabajar, estudiar, hacer ejercicio o, simplemente, dormir y descansar toda la noche de un tirón. De hecho – y como ya te hemos comentado en varios artículos de nuestro blog- 8 de cada 10 personas sufren o sufrirán dolor de espalda alguna vez en su vida.

El estrés, la mala higiene postural, el exceso de trabajo, el desconocimiento de las medidas preventivas más adecuadas para prevenir el dolor de espalda al dormir, caminar o trabajar son algunas de las causas más frecuentes de un tipo de dolor que no sólo es molesto, sino profundamente incapacitante.

En la página web del Institut Ferran encontramos un excelente resumen de las principales razones por las que podemos sufrir dolor de espalda al dormir:

  • Dormir boca abajo. Los especialistas afirman que dormir en la llamada postura “decúbito prono” no es nada recomendable si queremos levantarnos frescos, descansados y sin sufrir dolor en la espalda o en el cuello. Cuando dormimos boca abajo estamos haciendo que nuestra espalda adopte una curva muy forzada que puede producir contracturas musculares y lesiones. Además, en esta postura estaremos forzando el cuello durante largas horas (más posibilidades de sufrir una tortícolis).
  • Dormir toda la noche en la misma postura. Al parecer, estar quietos toda la noche tampoco es recomendable para la salud de nuestra espalda, pero este es un factor en el que poco podemos influir.
  • Dormir en superficies inadecuadas. Superficies inadecuadas que pueden causar dolor de espalda al dormir son, por ejemplo, camas demasiado estrechas con somieres demasiado duros o blandos, colchones excesivamente rígidos o justo lo contrario, etc.

¿Quieres más información para combatir el dolor de espalda en la cama?

Otras consecuencias añadidas de sufrir dolor de espalda al dormir

Además de empeorar los síntomas de las lesiones musculares o de las enfermedades reumáticas, al sufrir dolor de espalda al dormir estaremos alterando nuestras defensas e impidiendo que luchen eficazmente contra enfermedades tan severas como la diabetes tipo II (la más frecuente),  los accidentes cardiovasculares o los trastornos emocionales como el estrés, la ansiedad, etc.

Leyendo esto quizás te preguntes cuántas horas diarias deberíamos dormir bien para mantenernos sanos y fuertes. La respuesta  la podemos encontrar en la página web de Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos. 

Según esta Fundación, cada persona necesitará dormir placenteramente más o menos horas cada día en función, sobre todo, de su edad. Por ejemplo:

  • Los bebés recién nacidos deben dormir entre 14 y 17 horas diarias hasta que cumplan los tres meses de edad y no menos de 12 o 15 mientras llegan al primer año de vida.
  • Los niños pequeños de 1 o 2 años tienen que dormir unas 12 o 14 horas diarias, un tiempo que se irá reduciendo poco a poco según vayan creciendo.
  • Los niños y niñas de entre 3 y 5 años no deben dormir menos de 10 horas diarias.
  • Desde los 6 años hasta la adolescencia, los niños y los jóvenes tienen que dormir 9, 10 o, incluso, 11 horas diarias para que su cuerpo pueda asumir la importante etapa del crecimiento.
  • Los adultos tendríamos que intentar descansar sin sufrir dolor de espalda al dormir al menos 7 u 8 horas al día.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action