Acúfenos, cuando el silencio desaparece

El silencio puede ser en muchas ocasiones todo un lujo. En un mundo tan ruidoso como en el que vivimos es difícil lograr momentos de esa clase. Sin embargo para algunas personas es imposible conseguirlo. Te contamos qué son los acúfenos que llevan a quienes lo sufren a no vivir jamás en calma.

Too loud sound. Frustrated young woman covering ears with hands and keeping eyes closed while standing against white background

¿Qué son los acúfenos?

Los acúfenos son unos pitidos que escuchas en el interior, pueden ser percibidos en un oído, en los dos o en la cabeza. La mitad de las personas los han sufrido en algún momento de su vida, un 10% tiene ese ruido de manera constante y para un 2% de la población es algo que merma su calidad de vida.

Los acúfenos se perciben con mayor intensidad en la noche o cuando no hacemos nada, por otro lado el ruido ambiental puede esconderlo.

Es cierto que la gran mayoría de estos sonidos son subjetivos y únicamente puede escucharlos la persona que los sufre. Pero no podemos pasar por alto que entre el 5 y el 10% de ellos sí son objetivos y por tanto pueden ser percibidos por otros, principalmente por el médico al realizar la exploración. En este caso estarían generados por soplos o pulsaciones, por ejemplo.

Cuando padecemos acúfenos constantemente tenemos que acudir al médico, y probablemente te derive al otorrinolaringólogo para que estudie a fondo el problema.





New Call-to-action




El origen de los acúfenos

Hay que tener en cuenta que la enfermedad tiene una mayor presencia a partir de los 40 años, pero los profesionales alertan acerca sobre que de no evitarse la exposición al ruido extremo, como puede ser el de los auriculares, esta edad se verá rebajada en los próximos años

Las causas principales de los acúfenos son las siguientes:

  • Lesión de oído, es la más importante ya que está detrás de la mitad de los casos. Se sabe que las fibras nerviosas procedentes del cerebro transmiten información a unas células situadas en el oído interno y de este al cerebro. Si se padece acúfeno el cerebro procesa de manera errónea los datos y la consecuencia es que el cerebro produce un ruido que no existe.
  • Estrés provoca que aumente la producción de cortisol, esta hormona hace que la sangre sea menos fluida lo que provoca que se obstruyan los vasos sanguíneos El resultado es que el oído recibe menos riego y no se conoce cómo, pero esto deriva en que se dé el acúfeno.
  • Ruido ambiental intenso y mantenido en el tiempo.
  • Ruido súbito como el que causa una fuerte explosión.
  • Cera en los oídos.
  • Medicación como la quimioterapia o los antidepresivos.
  • Patologías relacionadas con las cervicales.
  • Hipertensión.
  • Problemas estructurales relacionados con la mandíbula.

Tratamiento de los acúfenos

Empezaremos por decir que debemos acudir al médico:

  • Si se empieza a padecer acúfenos después de una lesión en la cabeza.
  • Si el ruido es molesto.
  • Si se acompaña de otros síntomas como vómitos, mareos o pérdida del equilibrio.

A continuación te mostramos los mejores tratamientos:

  • En muchos casos puede ser útil enmascarar el ruido, con música baja o un reloj. Esto hace que la sensación no sea tan desagradable.
  • Es importante aprender a relajarse ya que como veíamos el estrés aumenta el sonido.
  • Evitar los sonidos ruidosos.
  • Prescindir de la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • En ocasiones el problema puede desaparecer con una limpieza de oídos profesional.
  • Es importante que su médico conozca toda la medicación que toma para descartar que alguna pueda estar detrás de los acúfenos. Al mismo tiempo ciertos fármacos pueden aliviar la situación.
  • Se puede emplear una especie de audífono que emite sonidos de bajo nivel que al ocultar el acúfeno ocultan el sonido.

Si crees padecer acúfenos es vital que te pongas en manos de un profesional que te ayuda a que el silencio regrese a tu vida.

Post relacionados: