Aceite de oliva para aliviar la inflamación y el dolor

Estos días vuelve a ser noticia una investigación que realizó hace tiempo el Hospital de Parapléjicos de Toledo en torno a las virtudes del aceite de oliva para tratar la inflamación y su dolor asociado. Según los autores del estudio, el aceite de oliva virgen extra no sólo es un excelente producto para prevenir accidentes cardiovasculares, también puede ser utilizado como un excelente tratamiento natural que devuelva la sonrisa a los cientos de miles de personas que viven su día a día con dolor. 

aceite de oliva

El importante papel del ácido oleico

Los investigadores del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo centraron su estudio en el potencial analgésico del ácido graso monoinsaturado presente en el aceite de oliva, el ácido oleico. El ácido oleico es un líquido que no tiene ni olor, ni sabor pero sí importantes propiedades medicinales y beneficiosas esenciales para la salud del ser humano:

  • Aumenta los niveles de colesterol DHL, el llamado “colesterol bueno”.
  • Disminuye los niveles de colesterol LDL, el llamado “colesterol malo”.
  • Reduce el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares como infartos, insuficiencia cardiaca, etc.
  • Previene la aparición de piedras en el riñón y, también, de cálculos biliares.
  • Nos ayuda a mantener el peso recomendable según nuestro sexo, edad, forma física, actividad diaria, etc.

El último efecto beneficioso de la lista anterior, el control del peso corporal,  explica parte de las conclusiones del proyecto de Toledo ya que, como todos sabemos, el exceso de peso es uno de los factores de riesgo de la aparición de trastornos musculoesqueléticos que desembocan en procesos inflamatorios y dolor asociado. También es importante recordar que los kilos de más no son nada recomendables para personas diagnosticadas con enfermedades crónicas de origen inflamatorio como la artritis o la espondilitis anquilosante.

El estudio del HNP

El estudio del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo sobre el efecto antiinflamatorio y analgésico del aceite de oliva  fue publicado por la revista European Journal of Pain, una de las plataformas de difusión más reconocidas por la comunidad científica internacional.

Los investigadores del HNP comenzaron su estudio centrándose en los efectos concretos que tenía una molécula de ácido oleico en los sujetos involuntarios de su experimento, un grupo de ratones de laboratorio. Según constataron en las conclusiones del estudio, la administración del ácido oleico no sólo aliviaba sensiblemente el dolor inducido a los ratoncillos, también reducía la inflamación causante de esa sensación de dolor y, lo mejor de todo, reducía los niveles de ansiedad, angustia y estrés que estaban sufriendo los animalitos por culpa de ese dolor constante.

Las conclusiones del proyecto de la Universidad de Toledo, apoyado por investigaciones posteriores de las Universidades de Castilla-La Mancha y de Baleares suponen un gran avance en el estudio del  tratamiento del dolor neuropático, un tipo de dolor que conocen especialmente bien las mujeres y hombres que viven cada día con esa enfermedad crónica llamada fibromialgia

Este estudio nos lleva a la siguiente reflexión: ¿Es posible que la dieta mediterránea rica en aceite de oliva pueda mejorar la calidad de vida de las personas con FM?

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action