7 razones que explican el cansancio excesivo

¿Crees que sientes un cansancio excesivo? Hace unos días publicábamos aquí, en el blog de las personas que viven con dolor, un artículo que te contaba algunos remedios para el cansancio excesivo, para la fatiga: tomar mucha agua, llevar una dieta saludable y equilibrada, practicar ejercicio físico para desestresar la mente y el cuerpo y, por supuesto, disfrutar de un sueño nocturno de calidad. El artículo generó interesantes debates en Facebook, Twitter y Google Plus sobre las razones que pueden explicar el cansancio excesivo, razones tan variadas como las siete siguientes.

cansancio excesivo

1. El calor

Dentro de nada empezará el verano, una estación del año en la que todos sentimos un cansancio excesivo sobre todo a las horas de más calor, justo después de comer, etc. Ese cansancio excesivo se puede etiquetar como “normal” ya que las altas temperaturas nos hacen conciliar peor el sueño por la noche, nos quitan el apetito, hace que sudemos en exceso, etc.

2. La dieta baja en proteínas

Las personas que están a dieta hipo calórica, los vegetarianos o los veganos a veces ingieren menos proteínas de las que su cuerpo necesita para producir la energía diaria necesaria. Sin combustible es “coche” que es nuestro cuerpo deja de funcionar correctamente y, lógicamente, se cansa antes y sin razón aparente, es decir, sufre un cansancio excesivo.

3. La poco saludable comida basura

Pizzas pre congeladas, hamburguesas demasiado económicas, snaks, bollería industrial… La comida basura no sólo puede hacer que aumentemos de peso o que tomemos demasiadas grasas, sal y azúcar, también puede provocar un cansancio excesivo porque nuestro organismo no recibe una cantidad equilibrada de proteínas, vitaminas, hidratos de carbono, etc.

4. El alcohol

Cerveza, vino, combinados… El alcohol es parte de nuestra cultura mediterránea, pero siempre y cuando lo tomemos con moderación. Cuando tomamos alcohol, experimentamos un “subidón” de energía, un aumento de nuestros niveles de adrenalina que, también, pueden impedirnos conciliar el sueño o hacer que nos despertemos varias veces durante la noche para ir al baño o para beber agua. ¿El resultado al día siguiente? Un cansancio excesivo desde primeras horas de la mañana.

5. La deshidratación

Según la revista de salud “Health”, no beber la suficiente agua al día tiene serias consecuencias para nuestro organismo como, por ejemplo, la pérdida de ese volumen sanguíneo que permite que los nutrientes lleguen a todos los órganos vitales. La deshidratación es, así, otra de las causas principales de sufrir cansancio excesivo.

6. El estrés

El estrés negativo o distrés también puede ser el responsable de que sintamos un cansancio excesivo físico y, también, mental. Exceso de preocupaciones, demasiado trabajo, angustia excesiva por el futuro o añoranza de un pasado mejor pueden ser algunas de las causas de ese estrés negativo, de ese cansancio excesivo que puede llegar a perjudicar nuestra apreciada calidad de vida.

7. La falta de ejercicio físico

Puede parecer una contradicción, pero la falta de ejercicio físico adecuado y controlado también puede cansarnos. Si no hacemos ejercicio, nuestro cuerpo deja de segregar endorfinas, esas hormonas que hacen que nos sintamos más fuertes, activos y con ganas de comernos el mundo. Es decir: no movernos, también puede cansarnos.

 

La tecnología de la Andulación® también te puede ayudar si sufres cansancio excesivo. ¿Quieres probarla de forma totalmente gratuita? ¡Pulsa aquí!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action